Como probablemente ya sabréis, la Junta Electoral Central decidió prohibir las manifestaciones el sábado y el domingo que coinciden con la jornada de reflexión y el día de votación. Esto no tiene que significar que las acampadas se tengan que disolver el próximo sábado y eso es algo que han visto también en las acampadas, quienes han decidido no convocar manifestaciones pero tienen intención de hacer valer su derecho de reflexión en conjunto, en forma de reunión.

Lo dice bien claro hoy Miguel Angel Presno, profesor titular de derecho constitucional de la Universidad de Oviedo, que señala que el voto no suspende otros derechos y si no se pide el voto hacia ningún partido, las reuniones que se produzcan en las acampadas deben permitirse. Y es evidente que así debe ser, porque solo quienes quieren ver estas protestas de forma incorrecta creen que se pide el voto hacía uno u otro partido, pero es el juego que hay en esta política que nos rodea, en la que falta autocritica y en la que simplemente se lanzan las piedras de unos a otros.

Así pues, sin manifestaciones convocadas para el sábado o el domingo, con todos los acampados reunidos, no debería haber problemas y personalmente no creo que los haya. De las palabras en la jornada de ayer del Ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quedan cosas bastante claras, la Policía tiene tres nombras de funcionamiento en su base, actuaciones congruentes, oportunas y proporcionadas. Además aseveró que están para solucionar problemas, no para crearlos. ¿Piensan que habrá una carga de la Policía el sábado para disolver las acampadas?

Quizá lo hagan en otras ciudades, donde el número de personas sea inferior a las que se concentran en Madrid, pero dudo mucho que veamos como la Policía intenta desalojar la Puerta del Sol. Por un lado porque ya vieron lo que sucedería en siguientes días después del desalojo que hicieron de madrugada hace unos días: conseguir multiplicar las personas que allí se concentran. En segundo lugar porque estamos ante un gobierno que pocas veces ha usado la mano dura, lo primero que se me viene a la cabeza es la infinidad de conflictos que ha habido entre la Guardia Civil y la Royal Navy en Gibraltar, en las que el Gobierno Español ha mirado hacia otro lado en lugar de respaldar a la Guardia Civil cuando tenían todo el derecho a hacerlo.

Si todo sigue como hasta ahora, desarrollándose pacíficamente y a partir del sábado dejando aún más claro --para los que no lo quieran ver-- que no se pide ningún voto para nadie, no creo que vaya a haber desalojo. Quizá me confunda, pero me parecería el error más grande que cometería este gobierno y no creo que lo hagan porque sería la forma de hacer ver una vez más que luchan contra el pueblo y eso será mucho peor que cualquier tipo de manifestación pidiendo el voto para un determinado partido. Un suicidio político.

La clave del éxito de #acampadasol en los próximos días está en mantenerse firmes en mostrar su rechazo sin violencia y demostrando que los ciudadanos son los que deben guiar al gobierno y no estos al pueblo.