Si ayer decía que el movimiento #spanishrevolution nacido de las redes sociales era imparable, hoy ha llegado la constatación absoluta: en estos momentos muchos miles de personas de toda clase y condición se encuentran concentradas en un número importante de ciudades españolas exigiendo de forma pacífica un cambio social y político profundo en España.

Desde Sevilla hasta Las Palmas de Gran Canaria pasando por Barcelona, Valencia o Zaragoza, ciudadanos hartos de la clase política y financiera han tomado las calles para continuar con las protestas que tuvieron lugar el pasado 15 de marzo convocadas vía Internet por la plataforma apartidista y asindical ¡Democracia Real YA! --apoyada por un gran número de colectivos diferentes-- enarbolando pancartas con mensajes como “No nos representáis” o “Fuera privilegios políticos”.

Como era de esperar de entre todas las concentraciones (la mayoría de las cuales pretenden mutar en acampadas como la #acampadasol cuando entre la noche) la más concurría está siendo la de Madrid en la Puerta del Sol. Según estimaciones de gente allí presente, la cifra de congregados estaría situada entre las 6.000 y las 7.000 personas, aunque algunos apuntan hasta 12.000 asistentes. Tanta ha sido la afluencia --y las ganas de contarla--, que la red móvil ha colapsado en la zona de la concentración.

Pero lo anterior no ha impedido que nuevamente Twitter se haya convertido en pieza fundamental para articular las protestas. Concretamente mediante el uso de hashtags como #nonosvamos o #acampada(aquíponernombreciudad) se comenzaron a impulsar las concentraciones desde ayer --especialmente tras la noticia del desalojo por la fuerza de #acampadasol-- y en estos instantes bajo esas mismas etiquetas los asistentes a las diferentes concentraciones van informando del transcurrir de las mismas y también se cuentan por cientos los mensajes de apoyo llegados desde todas partes.

¿En qué terminará todo esto? Ya lo veremos. Lo que es indiscutible es que estamos asistiendo a un momento histórico de la democracia española en el que los ciudadanos, gracias en una medida importante al poder de movilización que nos otorga Internet, han decidido coger las riendas para mostrar su hartazgo y ganas e ilusión de cambiar las cosas.

Vídeo: @juanlusanchez - Imagen: @kobe_jnk