A menos de un mes de distancia de la boda entre el príncipe William y Kate Middleton, los medios se apresuran a sacar su tajada del pastel. Muchos tildarán de excesiva la cobertura que recibe --por ejemplo, CNN ha enviado a 400 corresponsales a Reino Unido, en tanto que la tragedia de Japón sólo mereció 50-- pero lo que es cierto que, pese a las frivolidades, todos se apuntan a la locura del matrimonio real.

Ahora es Yahoo! quien se suma, pues ha dispuesto de un micrositio enfocada nada más a los pormenores de la boda. La razón es que el mundo está pendiente de lo que ocurra en la Casa Real Británica. Yahoo! registró un incremento de ocho millones por ciento (!) en búsquedas sobre la familia real desde que se hizo el anuncio, así como un aumento de 1.523 por ciento en el último mes.

Mientras que los medios británicos ya han enviado una marejada de reporteros, en Estados Unidos ya van calentando los motores. No es para menos, pues la audiencia televisiva que se espera para la boda está estimada en 2.5 mil millones de personas. Esta cifra que equivale a 2.5 veces el número de televidentes del matrimonio entre el príncipe Carlos y la princesa Diana en 1981.

30 años después, la cobertura será escandalosa: NBC planea un especial de 20 horas con una docena de reporteros. CNN planea iniciar su cobertura ese día desde las cuatro de la mañana. A ese alud, habrá que sumarle los sitios de Facebook dedicados a la boda, las apps relacionadas al suceso --como Royal Wedding 2011, para discutir la vestimenta de la futura princesa--, entre otros. Así, se aprieta la cuenta regresiva para el 29 de abril (¿aguantará Twitter o la ballena será el invitado incómodo?), el día en que (casi todo) el mundo mire hacia la Abadía de Westminster.