Por aquello de hacernos los interesantes, apartamos un poco el rumor central del post para introducir el enésimo vídeo sobre hacks en Kinect, el sistema de detección por movimiento de Microsoft que ostenta el título de gadget más rápidamente vendido en la historia.

Lo que véis es obra del Personal Robotics Group del MIT, que ha articulado una estructura robótica coronada con el periférico. A ella se ha acoplado un testimonial brazo capaz de transportar objetos de hasta un kilogramo a una altura máxima de 45 centímetros. Sí, no es mucho, pero viene genial para aquellos momentos en que la pereza nos encadena al sofá y mataríamos por una cerveza. Bromas aparte, el invento tiene un precio $1.200, se basa en Ubuntu e incorpora un procesador Core i3 con 4GB de RAM.

Ahora sí, hablemos de cómo la próxima iteración de Windows podría terminar implementando Kinect. El blog Windows8Italia ha estado escudriñando las entrañas de Windows 8 y se ha topado con jugosas referencias al sensor de movimiento. Términos como proximidad, luz ambiental, acelerómetro y detección de presencia humana han hecho saltar la liebre.

Inmediatamente nos hemos acordado de la filtración que sugirió la detección visual de usuarios como forma de logueo en el sistema operativo, algo que los jugones de la casa reconocerán también como funcionalidad de Kinect en Xbox 360, donde la apertura de perfil es mera cuestión de colocarse frente a la cámara.

Si tuviese que apostar, no dudaría en poner la mano en el fuego por una integración que ampliaría considerablemente el ámbito del gadget, máxime cuando Microsoft ha dicho en más de una ocasión que Kinect llegará a PC (de forma oficial) en algún momento. Los kits de desarrollo que comenzarían a distribuirse en breve invitan también al optimismo.

Control gestual, reconocimiento de usuario con adaptación inmediata del SO a sus preferencias, fluidas videoconferencias con seguimiento, hasta Games for Windows compatibles... las posibilidades son enormes así que no hace falta ser un lumbreras para constatar que este combinado supone una apuesta ganada de antemano.