A inicios de marzo Twitter actualizo su cliente oficial para el iPhone, una de las cosas que traía la nueva versión era una QuickBar, luego rebautizada por los usuarios como "Dickbar", algunos aseguran que en referencia a Dick Costolo, CEO de Twitter.

La actualización, y en particular la barra no le gustaba a nadie. En Twitter aparecieron miles de comentarios negativos, irónicos, en burla, y algunas personas estaban realmente molestas. La barra incomodaba a las personas, era intrusiva, se presionaba por error y no había forma de quitarla. Twitter la pensó originalmente para ayudar a los usuarios a mantenerse al tanto de lo que está pasando en un contexto más amplio, según informan en su blog.

Hoy ha ocurrido algo muy interesante, Twitter ha escuchado las quejas y en lugar de seguir modificando la dickbar, ha decidido eliminarla por completo. Algo muy bueno y que demuestra que la compañía está dispuesta a aceptar las quejas. Así lo indicaban:

En lugar de continuar haciendo cambios al QuickBar tal cómo existe ahora, la barra será removida en la próxima versión de la aplicación para iPhone que enviaremos a la App Store el día de hoy

Pienso que es importante para la gente tener una vista amplia de lo que ocurre en el mundo, y que es reflejado/conversado en Twitter. Pero cada forma en que la herramienta cobra vida, sea en un cliente como Tweetdeck, la Web o una aplicación para el teléfono, cada una de ellas tiene sus particularidades. No se puede lograr lo mismo que en la web, donde la lista de Trending Topics no molesta en lo más mínimo, que tratar e hacer lo mismo en una pequeña pantalla como la del iPhone. Lo que en la Web es fabuloso, en el teléfono es una molestia gigante. Este sin duda es el aprendizaje que nos llevamos con la historia de la dickbar de Twitter.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.