Con la algarabía formada en torno a la próxima consola de Nintendo (que recordemos podría resultar un bulo más de los que suelen anteceder a la gran cita del entretenimiento electrónico) era de esperar que se reabriese el debate en torno a Sony y Microsoft. Pareciese que si una compañía planea anunciar nuevo sistema a bombo y platillo, las demás se hundiesen en el ostracismo si no salen al paso, mínimo, con un logo de Xbox 720 o Playstation 4 bajo el brazo.

Atrás ha quedado el debate sobre si es necesario o no un salto generacional en lo que a ambas corporaciones se refiere (con los de Kyoto existe un claro consenso afirmativo). Ahora la pregunta es cuándo se producirá dicha transición. La lógica y también fuentes cercanas a la industria, aseguran que no será pronto.

Ofertas laborales por parte de los de Redmond nos otorgan la única certeza de que ya se encuentran inmersos en la sucesora de Xbox 360, existiendo una clara divergencia de opiniones entre quienes piensan que vería la luz a finales del año próximo (justo cuando se emplaza el susodicho Project Café) y los que apuestan más bien por 2015, cumpliéndose la década vital que Microsoft vaticinó para su criatura.

Sony siempre ha dicho, desde que lanzase Playstation 3 al mercado, que su consola volvería a sobrepasar los diez años de vida útil y el lanzamiento de extensiones como Kinect y Playstation Move ratificarían la información que protagoniza este post: habrá que esperar hasta 2014 para renovar la actual generación de máquinas HD.

Dicen las fuentes de Kotaku que Sony y Microsoft quieren ahorrarse por el mayor tiempo posible el importante desembolso en I+D que requiere la gestación de nuevas máquinas, por lo que coincidirían en tal postergación como la más idónea. Hay quien piensa sin embargo que será la renovación se producirá en 2013, no descartándose la posibilidad de nuevos añadidos al estilo de los actuales sensores de movimiento.

Una cosa está clara en cualquier caso: las competidoras verán la luz casi al mismo tiempo, pues la notable separación entre los lanzamiento de 360 y PS3 se ha terminado demostrando determinante para las ventas de ambas máquinas. ¿Quiere decir ésto que Nintendo, adelantándose casi dos años a sus competidoras, tiene ya la próxima batalla ganada? Yo diría que no exactamente, pues Iwata y Miyamoto hace ya tiempo que abandonaron toda pugna para seguir una senda tan diferente como exitosa.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.