En la conferencia del MIX11 celebrada hoy Microsoft acaba de anunciar nuevas e interesantes funcionalidades para su sistema operativo móvil Windows Phone 7, entre las que se encuentran la esperada multitarea para procesos en segundo plano, con transferencia de audio, vídeo y cambio rápido entre aplicaciones. También se ha abierto la posibilidad de que las aplicaciones puedan alcanzar mayores niveles de integración con el sistema interactuando con las conocidas Live Tiles, un sistema de notificaciones a la altura de las circunstancias y que las apps puedan acceder de manera completa a la cámara y a los sensores (giroscopio y brújula).

Fundamentalmente lo que llegará con esta actualización, que estará disponible para los desarrolladores en Mayo y para el resto de los usuarios posteriormente es, a mi punto de ver, las que le hacían falta al sistema móvil de Microsoft para ponerse a la altura de la competencia. Muchos argumentaban, frente a las frecuentes críticas por la ausencia de multitarea, que al principio Apple con su iOS tampoco lo ofrecía hasta nada menos que la cuarta versión, pero conviene recordar que eran otros tiempos, tiempos en los que Apple era la primera, la pionera, y lo sabía y Microsoft llegó muy tarde a un baile donde también hay otro competido de gran nivel, Android. Todas estas mejoras son, como decía, lo que le hacían falta a Windows Phone 7 para terminar de posicionarse como un sistema que pueda mirar sin complejos a la competencia.

Junto con todas estas novedades también ha habido otras demostraciones de conocidas aplicaciones como pueden ser Skype, Spotify, la aplicación de realidad aumentada Layar, Amazon y Kik Messenger, una aplicación de mensajería instantánea muy similar a [Whatsapp] que últimamente está ganando bastantes adeptos.

Las intenciones de Microsoft al respecto son bastante claras, atraer la atención de los programadores y favorecer, mediante la inclusión de todas estas características la aparición de nuevas aplicaciones más versátiles y que hagan mejor uso de las prestaciones del sistema, ampliar en definitiva los horizontes para que los desarrolladores puedan tengan más libertad a la hora de crear e innovar dentro de la plataforma. Uno de los factores claves para que triunfe un sistema operativo móvil es, precisamente, su tienda de aplicaciones, ese es otro punto flaco que en Windows Phone 7 deben mejorar y cuidar, esperemos que toda esta serie de novedades provoque un aumento en la confianza, en el interés y en la curiosidad de los programadores para que creen más y más aplicaciones para la plataforma.