Desde finales del año pasado te hemos venido contando como el número de IPv4 llegaban a su fin. Finalmente fue a comienzos de febrero cuando estas se agotaron completamente, pero las diversas organizaciones y empresas parece que están sabiendo gestionar bastante bien las direcciones que están libres que no son usadas por algunas empresas, lo cual está siendo aprovechado para hacer algo de negocio y un claro ejemplo lo tenemos en la compra que hizo Microsoft, que hace unas semanas se gastó siete millones y medio de dólares en comprar algo menos de medio millón de direcciones IPv4 que le sobraban a Nortel Networks.

La última noticia que tenemos sobre las IPv4 nos llega hoy y es que la APNIC (Asia Pacific Network Information Centre por sus siglas en inglés), uno de los cinco registros regionales de Internet y que opera en Asia se ha quedado sin direcciones IP al agotar su último bloque de IPv4.

Aunque cabe destacar que mantienen fuera de circulación algo menos de 17 millones de direcciones IP que están reservadas para los nuevos ISP que puedan surgir en los próximos meses. Además como indican nuestros compañeros de Bitelia, que hayan agotado las direcciones IPv4 que tenían libres hasta el momento no quiere decir que vaya a haber problemas, ya que recientemente han asignado unos 58 millones de a grandes ISP, los cuales probablemente no usen todas las direcciones IP.

Para cualquiera que no se haya dado cuenta de pasar a IPv6, esta es otra llamada de atención para ellos

Afirmaba Owen DeLong, uno de los evangelistas de IPv6 y uno de los miembros de ARIN (American Registry for Internet Numbers). El camino que tenemos por delante es bastante claro; se espera que para finales de este año se hayan asignado todas las direcciones IP y desde entonces habrá que ver como probablemente hay una compra-venta de direcciones IPv4 entre diferentes empresas y organismos hasta por terminar usando todas.

Quizá con el agotamiento de IPv4 se comience a pisar el acelerador para dar el salto a IPv6, algo que parece cada vez más claro, aunque parece que no muchos de los interesados se están moviendo lo suficientemente rápido. Un punto clave para el futuro del desarrollo de IPv6 será el World IPv6 Day que se celebrará el ocho de junio y en el que empresas importantes de Internet harán una importantísima prueba sobre IPv6 que podrá determinar muchos puntos importantes para su posterior adopción.