China, Estados Unidos e Irán son algunos de los actores políticos que nos han demostrado a todos que bloquear infraestructura para censurar información que circula en la red(y no les conviene), es una práctica común entre gobiernos y corporaciones. De acuerdo al sitio de noticias Adnkronos, Irán pretende ir aún más lejos y lanzar su propio internet halal para contrarrestar la influencia de una red dominada por los Estados Unidos.

Ali Aqamohammadi director de asuntos económicos de la presidencia de Irán, declaró recientemente para la agencia estatatal de noticias IRNA:

Irán creará muy pronto un internet ajustado a los principios islámicos, que mejorará su comunicación y comercio con el resto del mundo. Podemos describirla como una red genuinamente “halal” dirigida a nivel ético y moral a los musulmanes. El objetivo de esta red es incrementar la presencia de Irán y el lenguaje persa, en lo que se ha convertido en la fuente más importante de comunicación internacional

Halal significa legal: lo permitido bajo la ley islámica.

Al parecer la primera fase del ‘halal’ internet tomará 18 meses y conectará a 10 millones de usuarios a través de fibra óptica, además de permitir el acceso al internet abierto cuando sea posible.

Pausa. Hace ya varios años Doc Searls escribió el maravilloso ensayo Mundo de Extremos en el cual se define el Síndrome del Error Repetitivo el cuál básicamente es la incapacidad de entender que el valor de internet esta en su arquitectura y que a la red:

Nadie la posee Todos pueden usarla Cualquiera puede mejorarla

El proyecto de Irán es importante, sin duda interesante y muy en línea con las legislaciones para controlar la circulación de paquetes de información (que curiosamente son países que se las dan de más democráticos que Irán), pero al igual que muchos otros gobiernos e industrias tienen el Síndrome del Error Repetitivo.

Imagen vía Wikipedia