Pedíamos que Sony hablase y así ha sido. Hace unas horas la compañía no tenía más remedio que reconocer el robo de información personal por el que decidieron suspender Playstation Network hace ya una semana. No creen que información bancaria se encuentre entre la sustraída, aunque es evidente que semejante declaración tan sólo trata de minimizar lo que es desde ya no sólo una molestia, sino un gravísimo problema que afectaría a la totalidad de cuentas.

77 millones de usuarios se encuentra ya oficialmente preocupados por la posibilidad de que algún hacker, de esos que se hacen llamar libertadores, decida utilizar los datos en cuestión en su propio beneficio. Todos confiamos pues en que el ataque haya sido una mera muestra de poder sin consecuencias. ¿Cómo un gigante como Sony ha llegado a esta situación? Preocupa leer comunicados como el que se ha publicado en su sitio oficial:

Estimado cliente de PlayStation Network/Qriocity: Hemos descubierto que entre el 17 de Abril y el 19 de Abril de 2011, determinada información de usuarios de PlayStation Network y Qriocity fue puesta en compromiso en conexión con una intrusión ilegal no autorizada en nuestro sistema. Como resultado, las medidas que hemos tomado hasta la fecha son las siguientes: 1) Temporalmente cerrado los servicios de PlayStation Network y Qriocity. 2) Puesto en contacto con una agencia de seguridad externa de prestigio para conducir una investigación exhaustiva de lo ocurrido; y 3) Rápidamente tomar las medidas necesarias para fortalecer nuestra infraestructura en red, y reconstruir el sistema ofreciendo una mayor protección de vuestra información personal. Realmente apreciamos y agradecemos vuestra paciencia, y estamos trabajando muy duro y haciendo todo lo necesario para resolver este problema de una forma rápida y eficiente lo antes posible.

Entre la información robada se encuentran nombres y direcciones (físicas y de correo electrónico) fechas de nacimiento y nombres de usuario y contraseñas de PlayStation Network y Qriocity. Lo que más preocupa es obviamente que los números de tarjeta de crédito asociados a tales cuentas también se encuentren en manos de los responsables.

Patrick Seybold, Director de Comunicación Corporativa de Sony Computer Entertainment of América, ha declarado para mayor desasosiego:

Aunque no hay evidencia de que los números de tarjetas de crédito hayan sido robados, no podemos descartar esa posibilidad.

Dicho de otra manera: sí, las han robado. ¿Por qué si no iba Sony a dejar caer semejante cosa sabiendo el daño mediático que va a provocarle?

¿Recomendaciones? Seybold pide que vigilemos nuestras cuentas bancarias a menudo y que se cambie la contraseña de PSN si es que la usábamos en algún otro servicio tal como clientes de correo.

Desde luego ya no nos importa que PSN vuelva en una semana, como ahora prometen, sino que al levantarnos cualquier mañana alguien se haya pulido los fondos de nuestra tarjeta.

Hemos sabido también que aunque Sony identificó la brecha de seguridad justo hace una semana, no fue hasta ayer mismo cuando conocieron su alcance. ¿Por qué esperaron varias horas hasta comunicar el robo de información? Dice Seybold que debido al análisis forense necesario para esclarecer la intrusión, que está granjeando enconadas críticas no sólo por parte de medios y usuarios. Clases políticas de todo el globo denuncian la pésima actuación de Sony al respecto.

Una hipotética conversación entre hackers recogida por VG247 evidencia además la pésima encriptación de los datos, llegando ambos a asegurar que jamás hubiesen introducido el número de sus tarjetas de crédito en semejante despropósito de plataforma.

¿A quién culpamos ahora? ¿a Sony por su endeble sistema de seguridad o a los hackers que lo han demostrado? Tal vez a la primera... siempre y cuando los segundos demuestren su moralidad. Mientras se depuran responsabilidades recordad: cambiad contraseñas, vigilad vuestro extracto bancario y cancelad vuestras tarjetas si es que notáis algún cargo sospechoso.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.