El mundo de la Física se conmocionó el día de ayer con los descubrimientos que se han obtenido en el afamado laboratorio Fermilab los cuales podrían ofrecer algunas luces sobre los misterios de la masa y cómo es que los objetos la obtienen, una de las  respuestas más buscadas en el este campo de la ciencia.

Por más de un año los físicos han estudiado los resultados de distintos experimentos llevados a cabo con el Tevatron --que antes de la llegada del LHC era el acelerador de partículas más poderoso, parte de Fermilab-- y lo que parecía ser una pequeña incongruencia con respecto a lo esperado.

El anuncio se dio con una presentación (llamada Invariant Mass Distribution of Jet Pairs Produced in Association with a W boson in proton-antiproton Collisions at sqrt(s) = 1.96 TeV)  de Vivian Cavliere, investigadoraa de la Universidad de Illinois. Es un texto muy técnico y muy conservador. La verdad hace falta pegarle una buena leída para asimilar un poco la magnitud de lo que se podría haber descubierto.

Nick Lockyer --director del laboratorio nacional de física nuclear y de partículas de Canadá y antiguo portavoz del Detector de Colisiones en Fermilab, CDF-- ha hecho algunas declaraciones que, a pesar de ser bastante cautelosas, dejan ver que hay algo importante en los descubrimientos:

Estos resultados son tentativos [...] Es demasiado pronto para decir sin temor a equivocarse qué es lo que observó el equipo de Fermilab [...] Por una parte hay una clara evidencia de algo que no está explicado, y por la otra, hay una larga lista de explicaciones alternativas de lo que podría estar causando esta sutil observación. En mi opinión personal siento que la emoción está añadiendo más leña al fuego para la próxima generación de resultados y descubrimientos que se realizarán en el LHC y en otros lugares. Estamos muy cerca de aprender algo verdaderamente profundo.

Todos los resultados en el área de Física de partículas deben ser revisados cientos de veces, puesto que el rango de error es mínimo. Es por eso que los científicos son tan cautelosos con sus declaraciones. Por esto mismo se está llevando a cabo otra serie d experimentos en el Tevatron --concretamente en un proyecto hermano llamado D-Zero-- que podría confirmar los descubrimientos en los próximos meses, gracias a lo cual (según Lockyer) todo será más claro en los próximos meses, no habrán ecesidad de esperar años.

Por otra parte, Giovanni Punzi --físico que forma parte del proyecto-- hizo unas declaraciones en las que afirma que se podría tratar de una nueva fuerza más allá de la fuerza que conocemos. Si se llagse a confirmar esto podría apuntar a un nuevo mundo en cuanto a interacciones. Así como el Bosón de Higgs es la pieza que falta en el rompecabezas que ya tenemos, esto podría ir un poco más allá - una nueva interacción, una nueva fuerza.

Tal vez de momento todas las declaraciones tengan ese aire de misterio e incertidumbre, pero si algo está claro es que lo que tenemos aquí tiene potencial de ser algo grande, pero no es el bosón de Higgs; de hecho, se podría tratar de una "partícula" o una fuerza que ni siquiera estaba contemplada por los teóricos.

La Física teórica y la Física de partículas mucho tiempo ha sido criticada por quedarse sólo en papel. Esto pasaba porque las cantidades de energía necesarias para la experimentación y la tecnología necesaria eran algo impensable. Hoy en día se está avanzando poco a poco en estas áreas de la ciencia. Y es que ¿hay algo más interesante que buscarle un por qué a nuestro Universo?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.