La Ley Hadopi, un marco regulador del copyright en la red, el Partido Popular y la CRIA, organización que representa a las discográficas en Canadá, han sido tres organismos u organizaciones que han visto en pocos días como aquello que apoyaban, las regulaciones de los derechos de autor, les sacaban los "colores" y se manifestaban como medidas infames.

Estos tres casos han ocurrido en un breve espacio de tiempo, en apenas tres días desde el fin de semana. No tiene nada que ver que sea el PP, Hadopi o la CRIA, ya que igualmente podrían haber sido el PSOE, la SGAE o cualquier partido, gobierno, sociedad gestora o administración que incluya o apoye en su programa la defensa de marcos reguladores y de la censura sobre el acceso a las redes.

España: PP, de Europe a Lady Gaga

La noticia surgió ayer a través del diario Público. Sony había remitido un burofax al PP denunciando el plagio de la canción de Lady Gaga 'Alejandro' para apoyar la campaña al candidato a la alcaldía en Tarragona, Alejandro Fernández. Para la "ocasión", el partido "modificó" la canción así: "

Toca PP, confía en Alejandro. Un nuevo alcalde que se preocupa por tí. Si tienes alguna duda de quien mola en Tarragona, Alejandro se mueve, Alejandro se moja

El PP dice que el tema fue "creado" por un simpatizante que cuidó los detalles técnicos. Sony en cambio ha pedido que se elimine lo antes posible de la campaña y que remitieran a YouTube y demás webs que hubieran colgado el vídeo la retirada automática del mismo. Además, la compañía pedirá un importe de la indemnización a abonar con objeto de reparar el perjuicio económico y moral causado.

Es curioso que hace poco más de un mes, el PP acabara apoyando la Ley Sinde para regular en la red los derechos de autor bajo una comisión. ¿Qué pasaría si la misma ya estuviera en marcha? seguramente nada, más si pensamos que el PP es parte de esa "obra magna", pero aún más porque realmente se trata de una parodia, sin ánimo de lucro evidente, por lo que en principio no debería llegar a más. Como decía el abogado Carlos Almeida hoy, el PP está recibiendo ahora lo que apoyaron con la aprobación de la Ley Sinde. Es por esta razón que lo que se necesita es una regulación más acorde con el presente, de encontrar un equilibrio entre el derecho de autor y el derecho a la cultura donde se reivindique los usos sociales de la cultura.

Valga otro "momento parodia" que ocurrió en el año 1987. Evidentemente, por aquellas fechas Internet en España era poco más que un nombre, pero la que fuera Alianza Popular por aquel entonces, colocó para la campaña de las elecciones europeas una versión de grupo Europe. Gracias a Internet tenemos un documento bastante elocuente sobre la "obra" paralela a la original y la remuneración o aviso que tuvo Europe de su creación. En el siguiente vídeo podéis encontrar una entrevista de realizó la cadena Cuatro al cantante. Atentos a partir del minuto 2:37…

Canadá: la CRIA se hace "un lío" para dar datos oficiales sobre el copyright y las P2P

Hace tres días volvíamos a tener otra "pequeña" metedura de pata. En este caso nos trasladamos a Canadá. La CRIA, organización que representa a las tres discográficas más grandes en el país, rescató de la red una nota que había realizado el manager de un grupo que estaba empezando.

En la misma, Cameron Tilbury, manager de One Soul Thrust, remitía a una web de BitTorrent. El hombre había realizado una búsqueda en LimeTorrents encontrándose (para su sorpresa) más de 100.000 referencias de descargas al primer disco del conjunto. La CRIA lo tomó al pie de la letra y realizó un informe para el gobierno donde venía a criticar el uso de las redes P2P y el daño que se hacía a los derechos de autor.

Finalmente se descubrió que LimeTorrent emite spam, es decir, cualquier búsqueda que uno realice en la web nos dará como resultado 100.000 referencias de descargas de nuestra búsqueda. Las prisas y los intentos por inflar y atacar las redes P2P habían dejado en evidencia a una sociedad que supuestamente se encuentra ahí para ser responsable y demostrarlo con sus actos.

Como nota positiva de la historia, el joven grupo, que en ese momento tenía un único vídeo colgado en YouTube y 176 seguidores en Twitter, ha visto como se han multiplicado el número de seguidores de manera exponencial al ridículo y el sentir de las canadienses hacia la CRIA.

Francia: Hadopi y la "seguridad" de su propio alojamiento

El último de los casos está cargado de ironía. Este fin de semana nos enterábamos de que la Ley Hadopi, el órgano encargado en Francia de multar a los usuarios que descarguen material con copyright con un sistema de tres avisos y multas con desconexión, recibía por parte del Partido Pirata francés un pequeño regalo.

Paul Da Silva, presidente del partido, conseguía una vulnerabilidad en la web de Hadopi, un exploit permitió a Da Silva "transformar" la home de Hadopi en el buscador de The Pirate Bay. El hombre quiso demostrar de esta manera lo terriblemente incoherente que resulta esta regulación. Una nota desde su blog remitía a la acción (la segunda por otra parte):

Desde hace tiempo hemos estado diciendo a los miembros empleados del Parlamento Europeo y de Hadopi que lo que le solicitan a los ciudadanos franceses es imposible, no se puede garantizar Internet seguro. Serían necesarios demasiados expertos e incluso así, todavía se enfrentarían con el problema de la suplantación de las IP

Ellos nunca se molestaron en escuchar esto, así que estoy tratando de probar que ni el propio alojamiento de Hadopi es capaz de cumplir con el nivel de seguridad que quieren los ciudadanos. Esta es la segunda vez que encuentro vulnerabilidad, a la tercera deberán cortar su Internet (en alusión a las propias reglas de Hadopi con tres llamadas antes del corte a un usuario)

Navegando por la web me he encontrado otros casos similares, el más famoso sin duda el del diputado argentino Gerónimo Vargas y su plagio en la Wikipedia para un proyecto de ley contra el plagio, pero estos tres, por la cercanía en el tiempo, nos vienen a demostrar que las regulaciones en las que los derechos de autor se elevan sobre los derechos de los usuarios, del acceso a la cultura y el conocimiento, dan como resultado situaciones hilarantes, parodias de sí mismas, donde no lo tiene claro (o quizá sí) ni los propios órganos o sectores que las promueven.

En estos tiempos tan absurdos que vivimos en la red, donde se intentan acotar las libertades de los usuarios con leyes y propuestas promovidas por gobiernos o partidos políticos, todas ellas auspiciadas por la industria del entretenimiento y la presión ejercida por el lobby, podemos encontrar casos hilarantes como los citados. Meteduras de pata que nos vienen a decir que el único fin de las mismas es apoyar el pasado y renegar del presente.

Ironías de la vida, ayer nos encontrábamos con una iniciativa de la industria musical. Una guía que se lanzaba para promover el buen uso de Internet y los peligros que "existen". Las P2P, los virus, la pornografía y el respeto a los derechos de autor eran algunos de los temas que se trataban para concienciar. Aunque la nota iba dirigida a los centro de enseñanza y de ámbito educativo, quizá habría que mandarlas a los "mas grandes" también, todo sea porque cada uno de ellos tenga a mano una guía básica de las reglas que supuestamente defienden y escriben.