Hace una par de semanas Andreu Buenafuente entrevistó en su programa a la Ministra de Cultura, González-Sinde. Una entrevista tras la cual el presentador tuvo gran cantidad de críticas por la forma en la que se desarrolló la entrevista. Personalmente me hubiera gustado una entrevista más incisiva, pero casi desde el primer momento no esperaba que fuese así, principalmente porque Buenafuente no es un periodista como lo puede ser Ana Pastor y el programar tiene una orientación al humor. Aunque es cierto que a la entrevista se le podrían haber dado otros matices.

Sea como fuere, tras esa entrevista, que no fue demasiado extensa --lo habitual en el programa de Buenafuente-- el presentador recibió muchas críticas y el día después pedía a los exaltados que se fueran, para a continuación hacerlo él, teniendo su cuenta inactiva desde entonces y hasta hoy, día en el que Andreu Buenafuente ha regresado con un manifiesto donde muestras sus conclusiones sobre Internet, las redes sociales y en definitiva su experiencia de todo lo sucedido.

En dicho manifiesto, Buenafuente enumera una serie puntos en los que se queja del anonimato en Internet, del uso que se le da a la tecnología y en pedir, entre otras cosas, que toda esa rabia que circula por Internet se use en movilizaciones en la calle, movilizaciones, en definitiva, en mover más el culo y menos el ratón. Además de ello el humorista critica a los periodistas, que según él

Están embobados con las redes. Utilizan las "entradas" como noticias (la mayoría de veces es mera cotidianidad) y no se molestan en confirmar o documentar. Una prueba más de la decadencia errática de la profesión.

Dicho manifiesto termina con un punto muy contundente, en el que señala que mucho mejor un buen arroz con los amigos de verdad que dos horas en internet. Punto con el que estoy de acuerdo y estoy seguro que muchos de vosotros también.

Todo lo anteriormente comentado es parte de la opinión que tiene Andreu Buenafuente, la cual es totalmente respetable, pero que desde mi punto de vista tiene varios errores. Mi punto de vista sobre Internet en general y las redes sociales en particular es muy clara: para mí es un medio de comunicación como cualquier otro, con la única diferencia que el sentido en el que fluye la información es bidireccional. Cualquier persona que aparece en un medio de comunicación tradicional tiene un poder de difusión enorme y probablemente no están acostumbrados al llamémoslo, retorno de información y critica que hay en Internet. Por eso es posible que cuando estas aparecen de forma escandalosa tienden a cambiar su posición respecto a esta herramienta llamada Internet, y parece que eso le haya pasado al propio Buenafuente.

Quiero creer que el bueno de Andreu se informa y está al día de la actualidad, tanto fuera como dentro de Internet. Por lo tanto supongo que sabrá cuál es la posición de Internet sobre la Ley Sinde y la Ministra que ha impulsado dicha ley. Por lo tanto, era de esperar que la reacción de los ciudadanos de Internet fuese la que fue. Y como bien dices en tu manifiesto, Andreu, hay más gente buena que mala, hay que saber filtrar las críticas destructivas y quedarse con las constructivas, en lugar de cerrar el chiringuito.

Nadie dijo que esto fuese fácil, siempre te encontrarás alguien que opine diferente a ti, que vea las cosas diferente de un punto de vista muy opuesto al tuyo y que te lleve la contraria. Pero marcharse, cerrarse en banda y no querer escuchar al resto simplemente porque la mayoría hace mucho ruido, es lo más sencillo. Lo difícil es escuchar a todos, saber aprender de la conversación en Internet y las redes sociales, como ha hecho Alex de la Iglesia, que seguro te podrá dar una buena opinión de todo esto.

Después está el tema del anonimato en Internet. Lo hay, lo habrá y lo debe haber. Sin embargo, seguro que si buscas un poco podrás ver muchas críticas (destructivas y constructivas) de gente con nombres y apellidos. En este mismo post está firmado con un nombre y un apellido, así como lo está mi Twitter, personalmente prefiero que la gente me hable con un nombre y apellido, pero también creo que debe haber anonimato en Internet, en la medida posible. Sin embargo, criticar a Internet por que haya anonimato me parece una razón muy poco valida, quizá la menos validas de todas las que enumeras. En lo que si te doy la razón completamente es que la gente se debe mover más, ya sea aquí en Internet, o en la calle manifestándose.

Sea como fuere Andreu, podría seguir pero esto se haría demasiado largo. Me alegra que estés de vuelta en Twitter con tu cuenta en funcionamiento de nuevo, espero que estas dos semanas de vacaciones que has tomado hayan servido para aprender cómo usar las redes sociales y mantener una conversación en estas. Seguro que usándolas de forma adecuada puede que tu opinión sobre esta cambie en algunos aspectos.