La Comisión Europea se pone seria en cuanto al respeto de la neutralidad de la red. Según el diario Público mañana la comisaria europea de telecomunicaciones, Neelie Kroes, presentará un informe en el que se analiza el estado de la neutralidad de la red en la Unión Europea, exige a los proveedores de Internet (ISP) que terminen con prácticas tales como bloquear programas o la rentelización de determinados servicios y promete “medidas estrictas” si no cumplen.

Y es que para Bruselas este tipo de prácticas son “inaceptables bajo las nuevas normas que entrarán en vigor el 25 de mayo” las cuales regirán el funcionamiento de las telecomunicaciones en Europa y entre otras cosas garantizan que “los usuarios finales pueden utilizar las aplicaciones o servicios que escojan”. Después de ese día añade que las telecos tendrán seis meses para demostrar que cumplen con las nuevas normas.

Además como decía arriba en el informe la comisaria promete “medidas estrictas”, como por ejemplo cambios legislativos, para “prohibir el bloqueo de servicios” e “imponer obligaciones específicas” mediante las que las “diferenciaciones de tráfico injustificadas” sean inviables y exige a las telecos que las velocidades de conexión que ofrezcan en sus campañas publicitarias se cumplan en la realidad y permitan a los usuarios poder cambiar de operadora de forma rápida (en el plazo de un día concretamente).

En definitiva la Comisión Europea quiere que los ISP respeten el derecho de los usuarios a “utilizar las aplicaciones o servicios que escojan” libremente, evitar una red con diferentes velocidades y proteger más en general al usuario frente a las empresas proveedoras de conexiones a la red. Ahora veremos qué responden las operadoras y cómo adecuan los estados miembros las nuevas normas comunitarias sobre el funcionamiento de las telecomunicaciones a sus leyes.

Imagen: Giampaolo Squarcina