Apple se está uniendo a la tendencia de agregar herramientas anti-rastreo a su browser en la que ya habían entrado varios otros  --como Firefox, o incluso Internet Explorer--, esta versión de Safari se empezará a distribuir junto con su nuevo sistema operativo Mac OS X 10.7 Lion que está anunciado que salga este verano. Esta característica está siendo probada en la developer build de Lion. Con esto, Safari sería otro de los grandes navegadores que se suman a esta tendencia, dejando atrás a otro de los grandes: Chrome.

Las prácticas de rastreo son muy comunes entre las compañías que se dedican a publicidad por Internet, detectando las tendencias de navegación de los usuarios para así ofrecer anuncios personalizados. Hoy en día, algunos de estos servicios de publicidad tienen la opción de "no rastreo" si el cliente lo pide, pero esto se tiene que configurar con cada una de estas compañías.

Con estas nuevas opciones de privacidad que están siendo añadidas en distintos navegadores, la opción anti-rastreo sólo se tendrá que activarlo en su browser y no tendrá que preocuparse más de que sus hábitos de navegación sean usados por los anunciantes. Esto todavía necesita del apoyo y cooperación de los anunciantes, cosa que hace que algunas veces la privacidad esté fuera de las manos de los navegadores. Mi compañero Alan nos da una explicación más a fondo en este artículo que nos ilustra cómo Firefox nos protege de los anuncios personalizados. Microsoft también se unió a esta tendencia al ofrecer esta opción en el recién liberado Internet Explorer 9.

Hasta la fecha, el único navegador "grande" que se ha mantenido alejado de esta iniciativa es Chrome, esto porque según un portavoz de Google, siguen esperando para ver cómo se desarrolla la discusión acerca del no rastreo en la industria del Internet. Aunque esto puede ser cierto, hay que recordar que AdSense --una de las más grandes empresas de publicidad por Internet que usa anuncios personalizados-- es propiedad de la gran G.

Pero aún así, en caso de que los usuarios de Chrome estén preocupados acerca de los anuncios personalizados, les sugieren que usen la extensión llamada Keep My Opt-Outs --desarrollada por el mismo Google--, que permite solicitar automáticamente que sus datos no sean usados para ofrecer publicidad.

Hay muchas iniciativas que apoyan estas medidas de privacidad --quizás la más famosa sea DoNotTrack.Us--, incluso algunos gobiernosimpulsan las iniciativas en contra del rastreo de los usuarios. Pero todo esto se puede quedar en meras ideas si no son los usuarios comunes los que se dan cuenta de la necesidad de estas medidas y ayudan a exigirlas. Es por eso que aunque yo no sea usuario Apple, aplaudo la iniciativa. Esperemos que más navegadores, sin importar su cuota de mercado, sigan la tendencia que Firefox impuso.