Nos encontramos ante el que quizá sea el mayor ataque al que se ha visto sometida una gran tecnológica. El ataque DDoS de ayer durante horas contra los servicios online de Sony podría haber causado pérdidas económicas millonarias, y a esto se ha sumado que desde hace unas horas parte del grupo de activistas ha pasado al terreno personal con la creación de un grupo paralelo llamado #SonyRecon el cual está llevando a cabo un ataque masivo dirigido a los empleados de la compañía y los abogados y juez de la causa contra Geohot.

Como decía al principio, el ataque es considerable si tenemos en cuenta el alcance económico que puede tener. A primera hora de la mañana de ayer, la compañía veía como la web corporativa y el servicio de PSN quedaban "colapsados" ante los ataques DDoS continuados. La acción generó que millones de usuarios no pudieran acceder al servicio por el cual Sony ofrece partidas online o la venta y alquiler de películas y videojuegos.

Tras la misma, surgió #SonyRecon, encargados de realizar ataques Dox (ataques que buscan información, robo de identidades para más tarde utilizarla maliciosamente) dirigidos a nivel personal. En este caso se trata de recopilar toda la información que puedan sobre los ejecutivos de la compañía, el juez y los abogados en el caso contra Geohot.

El primer perjudicado por la nueva campaña ha sido Robert Wiesenthal, uno de los ejecutivos de Sony Corporation, de quien el grupo ya ha publicado todo su "historial" en la red entre el que hay desde fotos hasta su dirección o nombres de parientes. Por otro lado tras Wiesenthal el grupo se ha fijado como siguiente objetivo Kilpatrick Townsend & Stockton, la firma que está detrás de la causa contra el hacker de la PlayStation 3, y a ese le seguirán otros como Nicole Seligman o el mismísimo Howard Stringer, CEO de Sony.

Dicho todo esto comentar para cerrar que un miembro de Anonymous ha comunicado que el ataque no irá a más. Se recopilará toda la información que se pueda para liberarla e intentar encontrar algún dato revelador que ayude en la demanda interpuesta contra Geohot, pero no se llevarán a cabo otras medidas de difamación contra las personas individuales.