-- Cinco centímetros por segundo, dicen. -- ¿Qué? -- La velocidad con la que cae la flor de Cerezo, cinco centímetros por segundo.

En pocas palabras, Cinco centímetros por segundo es un retrato intimista dividido en tres actos sobre la relación entre él, Takaki Tōno, y ella, Akari Shinohara. Ambos se conocieron siendo niños y --tengo que decirlo con todas sus letras porque no es ningún secreto-- crecieron enamorados el uno del otro, no obstante que sus caminos divergieron en otras ciudades, ocupaciones y sentidos.

En Cinco centímetros por segundo encontramos cuadros que son un deleite para los ojos, una colección de color y emociones, y una animación extraordinaria. En conjunto tenemos un trabajo digno de mirarse en pantalla grande y si es posible, con tu pareja. Vamos, que estás ante uno de los Anime mejor realizados técnica y artísticamente de los últimos tiempos.

El filme avanza sin prisas, con la cadencia precisa para que el observador admire cada detalle. No esperes dilucidar un complejo argumento, a cambio no hallarás personajes comunes y corrientes, superficiales. Cinco centímetros por segundo se entiende mejor a través de las emociones, para disfrutarse sin prejuicios, abierta a lo que puedas sentir.

En aquel momento sentí como si pudiera comprender cosas como la eternidad, el corazón o el alma. Es como si hubiese comprendido todo lo ocurrido en mis trece años de vida.

Makoto Shinkai --director y guionista-- nos lleva de la mano por una historia donde el romance es el mejor pretexto para explotar la idea de que una pareja --o un par de amigos-- lo es más por el estado emocional que los une que por la cercanía física. Que lo emocional perdura si se atesora y lo físico se desmorona inexorable con el paso del tiempo.

En particular, Cinco centímetros por segundo también muestra cómo la tecnología que inunda nuestras vidas --por ejemplo, chat, teléfonos celulares, e-mail-- cumple con las mismas funciones básicas de comunicar y acercar a las personas que tenía una carta escrita en el siglo XIX. Claro está que la inmediatez de las nuevas herramientas de comunicación representa una ventaja práctica incomparable, sin embargo el efecto emocional sigue siendo completa responsabilidad del usuario.

Ahora que si después de lo que he dicho te parece que Cinco centímetros por segundo sólo es un Anime más para "adolescentes enamoradas", temo decirte que de no verla te pierdes de todo un acontecimiento visual y narrativo. Tú decides.

Si tienes recomendaciones de Anime extraño, extraordinario y/o tecnológico, puedes hacerlas en los comentarios --llevo una lista-- o en @alanlzd también.