Hoy hace exactamente un mes que la nueva tableta de Apple salió al mercado estadounidense y poco más de dos semanas desde que está disponible en varios países más, entre ellos España. Desde el primer día prometía ser un dispositivo globalmente mejor que su predecesor, ofreciendo más potencia, más rapidez en los diferentes proceso y ser más ligero para dar una nueva sensación mientras lo usamos.

El iPad 2 ha llegado al mercado en el momento justo, se sabía desde finales del año pasado que la segunda versión de la tableta de la empresa de la manzana saldría en la primavera de este año y así ha sido. Justo en el preciso instante en el que otros fabricantes podrían comenzar a lanzar productos más maduros e interesantes, haciendo peligrar la hegemonía de Apple en este sector, han lanzado el iPad 2 dando un puñetazo sobre la mesa y haciendo que algunos de sus competidores, como Samsung, se replanteen algunos aspectos de sus productos.

Apple ha cogido un buen producto, el iPad original, y lo ha mejorado justo en los lugares necesarios, convirtiéndolo en un producto aún más atractivo si cabe. En cualquier caso, no se trata de un producto perfecto, todavía quedan cosas por pulir y a continuación te comento mis impresiones de lo que me ha parecido el iPad 2 después de probarlo.

La primera impresión

Cualquiera que esté mínimamente al tanto de lo que sucede en el mundo tecnológicamente hablando sabrá de la revolución que han supuesto los tablets en el último año. Quien más quien menos habrá sentido la curiosidad de al menos probarlo y tener en sus propias manos un aparato de estos para saber si realmente es tan revolucionarlo. Por ello la primera impresión cuando podemos probar alguno de estos dispositivos es muy importante y en mi caso también lo fue.

Desde hace unos meses soy poseedor de un iPad y sabía más o menos lo que me podría encontrar cuando lo cogiera por primera vez, pero aun así me sorprendió. Y esa muy buena primera impresión me la lleve gracias a que simplemente era más cómodo de usar. El primer iPad no es que sea demasiado pesado --al menos para mí no lo es-- sin embargo con el iPad 2 la sensación al trabajar con él es mucho mejor. Se trata de un dispositivo que es menos pesado que su antecesor, pero lo que más hace en su favor por mejorar la sensación es el nuevo diseño cóncavo, que su sujeción sea mucho más cómoda y por ende, la sensación que no transmita sea mucho mejor. Y lo cierto es que no hay demasiada diferencia de peso entre los dos modelos que he probado, ambos son una versión 3G y la diferencia entre uno y otro son de apenas 117 gramos.

Si bien esa diferencia de peso puede ser algo menor a lo que pesa un smartphone hoy en día, insisto, no me parece demasiado importante y achaco a su diseño --con unas dimensiones ligeramente más pequeñas-- el cambio de sensación que según en qué condiciones lo estemos usando puede ser sustancial, si lo llevamos todo el día con nosotros en la mano el cambio lo notaremos más durante todo el día, pero cuando será más evidente cuando lo cojamos y comenzamos a usarlo.

Un nuevo corazón más potente

Pero el nuevo diseño no ha sido el único cambio que ha tenido el iPad 2 respecto a su hermano mayor, su potencia, en términos generales se ha visto aumentada. Ha pasado de tener un procesador A4 a 1GHz a montar el nuevo procesador A5, que es de doble núcleo a 1GHz. Aunque en la primera versión del iPad normalmente no se llega a sentir, considero que uno de los verdaderos hándicaps de este es su poca memoria RAM, con tan solo 256 MB. Esto es algo que se ha mejorado en el iPad 2 y aunque en su presentación no se desvelase la cantidad de memoria en su interior era cuestión de tiempo saberlo, así cuando los chicos de iFixit se hicieron una unidad confirmaron que el iPad 2 tiene en su interior 512 MB de memoria RAM.

Algo que también se ha aumentado considerablemente es la potencia gráfica, el primer iPad cuenta con un procesador gráfico PowerVR SGX535. En cuanto al iPad 2, en la presentación tan solo se dijo que era nueve veces más rápido, pero posteriores análisis han confirmado que cuenta con un procesador PowerVR SGX543MP2 de doble núcleo, con el cual no solo supera a su hermano mayor sino que también a otras tabletas de la competencia, incluida la Motorola Xoom.

Este aumento de potencia hace que los diferentes procesos en el nuevo iPad sean mucho más fluidos, sobre todo cuando estamos haciendo un uso intensivo de este. El cambio de aplicaciones a través de la multitarea de iOS es mucho más fluido que en el la primera versión, a consecuencia evidentemente de este aumento de potencia. Pero quienes lo notarán sobre todo son las personas que usen la tableta con juegos con gran nivel de gráficos, simplemente basta con ver la siguiente comparativa RealRacing para iPad y RealRacing 2 HD para iPad 2.

Otras pequeñas mejoras que también se han incorporado son un ligero aumento de la conectividad 3G en la cual dicho modelo es cuatribanda, mientras que el iPad es tribanda. Además también se ha añadido un giroscopio de tres ejes, el cual no estaba presente en el primero.

Las nuevas cámaras

Otra de las novedades que se han incorporado en el iPad 2 son las cámaras. Este cuenta con dos, una frontal y otra trasera que puede grabar vídeo en 720p, y son uno de los puntos que menos perfilados ha tenido Apple. Después de darle muchas vueltas al tema de las cámaras saco dos conclusiones.

La primera de ellas es que en una tableta de estas características, con ese tamaño, realmente no necesita de unas cámaras, sobre todo la trasera. Realmente creo que es algo a lo que no se le va a dar demasiado uso ya que nadie va a ir por ahí con su tableta, va a sacarla en mitad de la calle y va hacer una foto o grabar un vídeo. Con un smartphone como el iPhone 4 o cualquiera de otro fabricante será mucho más cómodo de hacer la foto o grabar el vídeo, además de con una evidente mejor calidad. La segunda conclusión es que si se han de incorporar cámaras al iPad 2, con la frontal hubiera valido, donde más uso se le puede dar a esta es con FaceTime y con esa sobra.

Entonces, ¿por qué Apple ha añadido estas cámaras? En el caso de la cámara frontal está más que claro y es el motivo que acabo de comentar, no haberla incluido para usarla con FaceTime se podría haber considerado un error. En el caso de la cámara frontal, que no se hayan esforzado porque tuviera una mejor calidad demuestra que la han incorporado porque hacerlo no les causaba ningún otro problema y desde luego, al hacerlo con una lente de bastante mala calidad, sin demasiado esfuerzo por su parte por tener una mejor calidad, demuestra que piensan que es un complemento poco importante para una tableta y que la han añadido por que sí, porque no les molestaba hacerlo.

Smart Cover, el complemento perfecto

Sin lugar a dudas una de las cosas que me ha parecido más interesantes y que me parece el complemento perfecto para el nuevo iPad 2 es sin duda el Smart Cover. De este lo primero que tenemos que tener claro es que no se trata de una funda como las conocemos hasta ahora, no impedirá que nuestro preciado dispositivo se rompa si se nos cae, se trata de una cubierta para la pantalla que quizá pueda prevenir alguna rotura en esa parte, pero para el resto del dispositivo lo deja indefenso, simplemente, porque no es su cometido.

La idea de la implementación del Smart Cover en el iPad es simplemente genial. No es molesto de usar, no hace que nuestro dispositivo tenga enganches que dañen a la vista y cuando lo tiene puesto sigue manteniendo esa sensación tan buena al cogerlo de la que tanto os he hablado antes. Todo ello gracias a los imanes que han implementado, tanto en el Smart Cover como en el propio iPad. Estos están colocados estratégicamente para que la cubierta se adapte al dispositivo rápidamente y de manera firme simplemente acercándolo, que se coloque de manera incorrecta es bastante difícil y en casi todas las ocasiones siempre lo hace en el lugar adecuado. Evidentemente si hacemos un esfuerzo por ponerlo mal lo haremos, pero dándole un uso normal este se adaptará perfectamente a su posición.

Los imantes con los que cuenta el iPad 2 no solo están en la parte del enganche del Smart Cover, sino que también cuenta con unos en la parte derecha de la pantalla. Estos nos sirven como sensores para encender y apagar la pantalla según la posición de la cubierta y aquí Apple también ha cuidado bastante los detalles, cuando levantamos la primera parte de la Smart Cover la pantalla se enciende con una iluminación baja, si levantamos la siguiente parte la iluminación de la pantalla irá aumentando, así hasta que se encienda completamente.

Después como es lógico podemos hacer uso de este complemento para tener el dispositivo en diferentes posiciones. Lo podemos usar con un poco de inclinación para poder escribir con el teclado de la pantalla multitáctil, también lo podemos usar poniendo en vertical y siempre con la seguridad de que no el iPad no se caerá ni se soltará de su anclaje. La compenetración entre ambos productos es muy buena y se nota que Apple lo ha trabajado mucho, sin duda es el complemento perfecto.

Conclusiones

9/10

Tras haber estado probando este dispositivo durante varios días me queda claro que se trata de un producto muy bueno, con el que Apple puede seguir dominando el sector sin demasiados problemas hasta que la competencia termine por despertar, algo que todavía no parece estar haciendo de la forma correcta como lo hicieron con los smartphones. Quien se enfrente a la evaluación de una posible compra de este tendrá que tener presente como funciona el ecosistema de la manzana y si quiere un sistema abierto puede que esta no sea su opción, pero en lo que se refiere a modo a usabilidad del software, potencia del hardware, el iPad 2 es realmente bueno.

¿Y si tengo un iPad, me lo compro? La respuesta a esta pregunta nos puede servir a muchos, lógicamente como muchas partes de esta entrada se trata de una opinión personal, seguramente tengas una opinión diferente a la mía. Pero yo la respuesta la tengo clara: no. Apple ha hecho un gran trabajo con su nueva tableta, pero en mi opinión y para el uso que le doy yo en la actualidad no es suficiente como realizar un importante desembolso cuando todavía le puedo sacar mucho partido al iPad. A nivel de potencia todavía este todavía me sirve y no tengo necesidad de tener más por el momento, si le das mucho a los juegos en 3D la compra puede estar más justificada, aunque creo que todavía no hay demasiados juegos que puedan aprovechar al cien por cien la potencia de la segunda tableta de Apple.

Donde sí se podría considerar determinante la compra de este teniendo el primer iPad es que este te resulte muy pesado o incomodo, la cual no es mi situación. Si ese fuera tu caso, la compra es totalmente recomendable, porque como insisto durante esta entrada, las sensaciones que ofrece este dispositivo usándolo son muy buenas y da la impresión de que la tableta es mucho más ligera de lo que realmente es. Lógicamente si no tienes ninguna tableta y estás pensando en comprar una, el iPad 2 tiene que estar entre las posibilidades de compra y se merece como poco un vistazo para que puedas sentir como funciona y si es un producto que te pueda valer. Siempre teniendo en cuenta que no es un producto perfecto y que a pesar de que las tabletas son dispositivos muy avanzados todavía les queda mucho por avanzar.