De acuerdo al servicio de información China Post, la estatua monumental de bronce de Confucio ha desaparecido de la Plaza Tiananmen en Beijing a tan solo 4 meses de haber sido instalada en ese lugar para reconocer la grandeza cultural y su respeto a la armonía de ese país. El New York Times tiene una pequeña animación del antes y después del monumento.

No faltó quién calificará la instalación de la estatua de Confucio de ser una broma pesada por parte del gobierno y ahora que fue armonizada, el director del museo encargado de la estatua pidió que por favor no se relacionará con la política al ser considerada la posibilidad de que tuviera que ver con el arbitrario arresto del artista Ai Weiwei. y la persecusión de disidentes, artistas e intelectuales que sucede actualmente en China, desde el surgimiento de la primavera revolucionaria del Jazmín.

Armonizar es también el slang chino para referirse a la censura, con la cual el gobierno chino nunca ha tenido ningún problema de aceptar. Sin embargo, la acción de borrar a Confucio del panorama, coincide con la cada vez más fuerte demanda de la sociedad internacional para exigir la liberación del artista Ai Weiwei, quien fue desaparecido por las autoridades desde el pasado 3 de abril y se mantiene incomunicado hasta el momento bajo la sospecha de crímenes económicos.

Ai Weiwei es un símbolo menos reconocido dentro de China que en el extranjero --a pesar de haber participado en el diseño del estadio olímpico al que más tarde llamó una sonrisa falsa china para el mundo-- , en donde su nombre apunta a una estrella del arte contemporáneo, respetado, admirado y cotizado. Pero además Ai Weiwei es una verdadera celebridad del Internet que a través de Twitter, su blog, Google Docs y sitios de file-sharing (y VPNs), logró traspasar el Gran Firewall y mostrar (muchas veces en vivo) las implicaciones de ser un crítico abierto del Partido Comunista Chino, pero también la necesidad de exponer los abusos de poder y de simplemente ejercer nuestros derechos, como lo es la libertad de expresión.

El uso que Ai Weiwei da a las redes sociales para su documentar su vida cotidiana más allá de sus instalaciones y grandes exhibiciones le ha merecido también respeto dentro de la esfera digital y con audiencias más diversas. Weiwei considera que en China en herramientas como Twitter son mucho más importantes ya que el hecho de que la sociedad puede informarse produce gran frustación en el gobierno. Además para él, el Internet es una herramienta que crea una nueva condición humana en la cual ve un gran futuro.

Muchos llaman activismo al trabajo de Ai Weiwei, claro. Aunque para mí es más como un hacker que utiliza el arte como vía para exponer a un sistema (político) bien complicado.

PBS estrenó recientemente el mini-documental ¿Quién tiene miedo de Ai Weiwei?, que ofrece un esbozo muy claro del compromiso político en torno a la apasionante y desafíante personalidad de Ai Weiwei y los obvios motivos de su detención.

Pero esta vez la detención de Ai Weiwei puede que tenga efectos contrarios a los deseados. La prensa china da pequeñas muestras de ir más allá de los límites establecidos por el Departamento de Progaganda Central reportando las acciones de apoyo a Ai WeiWei y calificando de difamación los argumentos del Partido Comunista para su detención, mismos que incluyen evasión de impuestos, bigamia y distribución de pornografía.

El gobierno chino al querer envíar el mensaje de que nadie se puede pasar de la raya tal vez ha producido que la socieda china imite el coraje de Ai Weiwei. De acuerdo a BBC más de 1000 personas salieron a la calle en Hong Kong (una ciudad con poca influencia en los asuntos internos de China) para protestar por su detención. Curiosamente, algunos manifestantes incluso portaron máscaras de Anonymous.

Un gobierno que tiene miedo de su propia historia tiene como única alternativa la represión. Intentar desaparecer la estatua de Confucio, a Ai Weiwei o todo aquello que cuestione su sistema díficilmente logrará armonía y sobre todo, puede provocar el efecto contrario, especialmente por que la persecusión, que se esta extendiéndo a los amigos y familiares de Weiwei, esta atrayéndo demasiada atención internacional.

No se mucho de Confucio pero el decía que no hay que rendirse nunca sí quieres volver a casa, la sociedad china esta subiéndo gradualmente el volúmen de su protesta y Ai Weiwei tiene que volver a casa.

Imagen vía Ai Weiwei

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.