Ayer leía la noticia de que Paramount Pictures apenas comenzará a hacer lo que todos los cineastas y productores que entienden el panorama mediático y cultural hacen: descentralizar el financiamiento y la distribución.

La noticia coincide con el lanzamiento vía torrent de la primera parte de Zenith, una producción lo bastante pop, experimental y conspiracionista como para convertirse en un hit del internet. Vodo es la compañía responsable del dispersión del torrent en la red, el cual a días de su lanzamiento registra más de 65 mil descargas, cuenta con más de 10 mil seeders y alrededor de 1900 leechers.

Zenith, es una conspiración que transformó al mundo. En el año 2044, la sociedad esta genéticamente modificada para estar siempre feliz. La droga que los hace sentir vivos es el dolor y Jack "el Tonto" (Peter Scanavino) se encarga de satisfacer su demanda de emoción. En la sociedad de Zenith, el lenguaje ha desaparecido por lo cual la interacción social es completamente autista: Muchos nombres ya no existen, muchas palabras no pueden decirse y muchos pensamientos no pueden pensarse, recita Jack. Aquellos quienes recuerdan palabras y conocen su significado son especiales, ya que pueden comprender mejor su realidad. La cultura es memoria.

Las comparaciones de Zenith con Memento, Children of Men y 12 Monkeys son inevitables por su estética y su visión distópica de un mundo infeliz, drogado y en ruinas. Los críticos de cine apuntan como referencia literaria Philiph K Dick. Sin embargo, a mí como espectadora me recuerda más a Strange Days y su premisa de que la cuestión no es ser paranóico, sino lo suficientemente paranóico. Además, es imposible no referirme a la novela Pattern Recognition de William Gibson y los pedazos de video que Casey Pollard tenía que investigar.

Podría seguir haciendo comparaciones pero creo que Zenith tiene todos los elementos para sobresalir por sus propios méritos, a los cuales el director serbio Vladan Nikolic — maestro de cinematografía digital en NYU— renuncia para clamar que el sólo ha sido un supervisor del experimento y el realizador es simplemente anónimo. (Probablemente no se refiere a Anonymous, sin embargo la conspiración será inevitable). La cinta fue presentada este año en Sundance y en enero, se estreno en el Kraine Theater del East Village, pero su futuro esta en el P2P.

La igual que El Túnel, Zenith es una cinta que demuestra la cada vez más obvia fascinación con la exploración y estetización de las ruinas, algo que muchos ha llamado el ruin porn (porno de ruinas). El urbex y el hacking urbano son actividades muy asociadas a este encanto por la decadencia, y quien conozca Brooklyn (la locación de la película), sabe que es simplemente un área plagada de ruinas contemporáneas y steampunk.

Vodo - la plataforma pionera en la promoción y distribución vía BitTorrent de obras y series cinemátográficas - ofrece desde sus inicios la opción de apoyar el financiamiento de los proyectos. Zenith ha completado su producción, pero las donaciones (con opción de 5 hasta 1000 doláres) contribuíran a la creación de una mini-producción complementaria del film.

La mitología de la cinta además ya está viralizándose en la red, en telefónos y pantallas en forma de texto, video y transmedia, que en un principio no pensarías que son parte de esta conspiración experimental. Tendrás que estar atento para detener a Zenith, recuerda que el lenguaje es peligroso y en el futuro para estar seguro tienes que hacerte el tonto... como Jack

Para ser parte de la experiencia de Zenith descarga el torrent del sitio de Vodo, recuerda que hoy, todos somos distribuídores.

Etiquetado: