El World Wide Web Consortium (W3C) publicó un interesante reporte que trata un asunto de frontera en el área de las telecomunicaciones: la convergencia entre las tecnologías web y la televisión. Esto a propósito de las conclusiones del segundo Workshop de Web y TV que tuvo lugar hace unas semanas en Alemania, donde participaron casi 80 organizaciones entre televisoras públicas y privadas, telecos, entidades de gobierno, fabricantes e investigadores.

En lo técnico se identificaron seis prioridades para lograr la convergencia, entre las cuales la primero y la sexta me parecen más interesantes:

  1. Ofrecer un streaming adaptable sobre el HTTP, el protocolo que transporta páginas web entre servidores y clientes. Aquí hay que preguntarse si los dueños de las especificaciones MPEG pueden licenciar su implementación de forma gratuita para que forme parte del corazón de la Web. Otro punto de debate es la inclusión de mecanismos DRM para la protección de contenidos, algo sobre lo que los defensores de los derechos digitales tienen mucho que decir.

  2. Impulsar el desarrollo de dispositivos con capacidades para descubrir a otros en tiempo real. Esto será un prerrequisito para llevar una verdadera Web TV a los hogares.

  3. El rol de los metadatos y su relación con la tecnología de web semántica debe elevarse a nivel de estándar entre la W3C y la industria.

  4. Asegurar que la soluciones de convergencia sean accesibles, esto es, las aplicaciones para Web TV deben diseñarse adecuadamente para trabajar de forma coherente, armoniosa, entre dispositivos.

  5. La comunidad W3C y la industria deben trabajar de forma conjunta para definir y probar exhaustivamente las nuevas especificaciones.

  6. Crear extensiones para HTML5 orientadas a la televisión. Algunas de las discutidas en el Workshop son para la identificación de dispositivos seguros, reproducción de contenido --con las funciones comunes de todo dispositivo de vídeo: pausa, avance rápido, saltos, etc.--. La W3C y la industria estarían trabajando en la creación de nuevas interfaces de programación (API) para impulsar la Web TV.

En entrevista para ReadWriteWeb, François Daoust, organizador del evento mencionó algo digno para la reflexión:

En un mundo que migra de la TV como dispositivo a la TV como un servicio disponibles para cualquier dispositivo, el W3C está mirando hacia adelante para desarrollar tecnologías web ubicuas que permitan escenarios que combinen fuentes locales --dispositivos en casa-- y globales --redes sociales-- para mejorar la experiencia del usuario con la TV.

El arribo de la versión 5 de HTML a nuestros navegadores abrió la puerta a una posibilidad inesperada para la mayoría: la de crear aplicaciones para el escritorio, tan portables y poderosas como el navegador mismo. Hablamos de aplicaciones web serias, completas, que utilicen recursos de la tarjeta vídeo o de audio, que lo mismo corran en PC, tablets, smartphones o cualquier otro dispositivo con acceso a internet y un motor web habilitado.

El futuro de la TV está en la Web, y viceversa. Llámenle Internet de la cosas, computación ubicua o la era Post-PC, el asunto es que hacia allá vamos, inexorablemente.