Muchas veces hemos escuchado historias de soldados que vuelven del campo de batalla con una falsa sonrisa. En apariencia siguen siendo los mismos, pero algo en su interior ha cambiado y se niegan a exteriorizarlo, mortificándose por las bajas amigas o provocadas. Sólo existe un momento del día en que se permiten el lujo de enfrentarse a sus miedos: la inconsciencia.

Las pesadillas, generalmente regresivas, son uno de los indicativos más comunes del síndrome post-traumático que en este caso padecen miles de veteranos militares, curtidos en batallas que jamás reconocerían no haber querido librar. Un estudio ha encontrado una vía factible para aliviar el estrés residual y facilitar la reinserción social del soldado.

Ya hemos evidenciado por estos lares la utilidad del videojuego como terapia frente al dolor y la depresión. No nos sorprende pues que se demuestre ahora su efectividad en el tratamiento traumático. Un estudio online llevado a cabo por la Grant MacEwan University de Edmonton (Canadá) sugiere que jugar con videojuegos de temática bélica puede ayudar a los militares a reducir sus pesadillas y dormir mejor.

La encuesta fue conducida por Jayne Gackenbach, quien la expuso en la última Game Developer's Conference de San Francisco. Se preguntó a 98 militares a los que se diagnosticó desórdenes mentales y síndrome post-traumático. Unos jugaron regularmente a títulos ambientados en algún conflicto, otros no. Evaluados los resultados, quienes jugaron experimentaban sueños belicistas menos violentos, por el contrario el resto aseguraba un mayor desasosiego y agresividad al soñar con la guerra.

También se apreciaron diferencias según la regularidad de juego, siendo menos dubitativas las respuestas de quienes jugaban diariamente o varias veces a la semana a juegos como World of Warcraft, Call of Duty o Red Dead Redemption, frente a quienes lo hacían sólo varias veces al año, predominantemente con títulos casuales.

Gackenbach entiende que los juegos violentos proveen al cerebro de nuevos mecanismos con los que lidiar contra el estrés, imprimiéndole acciones, respuestas, que terminan plagiándose durante el sueño. ¿Quién lo iba a decir? Videojuegos que envalentonan a soldados durante el sueño...

Remata el experto:

A los soldados se les permite llevarse sus consolas al campo de batalla y jugar todo cuanto quieran. Debe haber una buena razón para ello...