Duro golpe judicial el que acaba de recibir Google Books --librería virtual que la gran G pretende convertir en la más grande de todos los tiempos-- en los Estados Unidos: el juez Denny Chin ha frenado en seco el acuerdo alcanzado por Google, la Asociación de Editores de EE.UU y la del Gremio de Autores en el 2008 gracias al cual entre otras cosas los del buscador podían añadir a Google Books miles de libros descatalogados sin contar con el consentimiento expreso de sus autores.

En la sentencia dicho juez argumenta para frenar el acuerdo conocido por el nombre de Amended Settle Agreement (o ASA) que:

Aunque la digitalización de libros y la creación de una librería digital universal beneficiaría a muchos, el ASA (Amended Settle Agreement) va demasiado lejos [..] el acuerdo permitiría que Google disfrutara de derechos para explotar libros sin permiso de los beneficiarios de sus derechos de autor. Además, le daría ventajas significativas sobre sus competidores, premiando el acto de copiar libros con copyright sin permiso

Además en la misma sentencia Chin anima a las partes implicadas a que revisen el acuerdo y les propone que solamente incluyan aquellos libros cuyos dueños de los derechos acepten en vez de un acuerdo que implica adhesión automática de obras salvo rechazo expreso. Por último Google ha declarado que:

Nos sentimos decepcionados. Como muchos otros, pensamos que este acuerdo tiene el potencial de dar acceso a millones de libros que actualmente son muy difíciles de encontrar en Estados Unidos

Dicho lo cual que nadie piense que Google Books va a desaparecer como algunos están comentando. Esto solamente es otra piedra en el camino de un proyecto muy ambicioso e innovador que salvo hecatombe seguirá creciendo ya que es el futuro y muchas editoriales norteamericanas se han dado cuenta.

Vía: Bitelia

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.