Satoru Iwata --presidente de Nintendo-- dijo a los desarrolladores de videojuegos en la Game Developers Conference de San Francisco que los smartphones están llevando la tendencia hacia videojuegos de baja calidad y económicamente insostenibles.

Y es que hay que afrontar la realidad del mercado actual. El auge actual de los videojuegos de bajo coste para smartphones ha cambiado la manera en que la gente ve este software de entrtetenimiento. Para una compañía como Nintendo --que basa sus grandes éxitos en convertir jugadores casuales en asiduos con productos como el Wii o el Game Boy-- la popularidad de los videojuegos casuales para móviles puede ser bastante molesta.

Una de las diferencias más grandes entre los smartphones --que tienen la ventaja de  los precios en los videojuegos y facilidad de uso-- y las empresas que crean consolas es que estas últimas se han distinguido por crear dispositivos que hacen cosas que los móviles no pueden hacer. La última gran respuesta de Nintendo a la «amenaza smartphone» ha sido crear el 3DS; una consola portátil con capacidad de reproducir en 3D y con la cual no se necesitarán lentes para lograr el efecto.

La presentación de Iwata se centró principalmente en esta consola móvil. hizo anuncios de versiones remasterizadas de dos de los títulos más famosos de Nintendo: Super Mario y The Legend Of Zelda.

Si nos ponemos a pensar un poco, Iwata tiene algo de razón. Los videojuegos creados para los móviles son (en general) de más baja calidad que aquellos creados por grandes empresas, además de que el bajo precio al que son dados raramente cubriría el coste de desarrollo de un juego de mayor calidad. Pero quizás exageró un poco al decir que las compañías que crean el hardware y el software de la consola (como Nintendo) son mejores aliados para los desarrolladores.

Quizás el modelo de venta de videojuegos en smartphones no sea el mejor y probablemente no ayude a crear videojuegos de gran calidad, pero le ha permitido a miles de desarrolladores independientes aventurarse en el mercado de los videojuegos y hacer algunas ganancias. Les permite aprender mucho acerca de jugabilidad y muchos otros conceptos necesarios para el desarrollo de videojuegos. Estas comunidades de desarrolladores podrían ser un semillero de nuevos talentos para las compañías como Nintendo.

Si bien poco a poco los smartphones se han convertido en una amenaza para las consolas, Nintendo también ha aprendido, evolucionado y seguido innovando. El presidente de Nintendo mencionó que --gracias a un jugoso acuerdo con Netflix-- se espera crear canales en 3D exclusivos para transmitir videos cortos y trailers de películas en el Nintendo 3DS además de la posibilidad de hacer que capture video en tercera dimensión.

Los smartphones se han convertido en gran competencia para las consolas móviles y cada vez es más difícil encontrar un buen nicho de mercado para las consolas portátiles ¿podrán los móviles sustituír a las consolas? ¿acaso estamos presenciando el fin de las consolas portátiles de videojuegos? La verdad yo espero que no sea así, pero consolas como el 3DS y la NGP de Sony seguramente ayudarán a decidir el futuro de este tipo de gadgets.