El pasado 11 de febrero Nokia y Microsoft anunciaron que habían llegado a un acuerdo por el cual la marca finlandesa de telefonía móvil adoptará en el futuro cercano Windows Phone 7 como sistema operativo principal para sus smartphones. Además de eso ambas compañías informaron sobre otros puntos clave de la alianza y a todos los conocidos ahora tenemos que sumar más, rumoreados, entre los que hay cifras --ninguna de las dos multinacionales soltaron nada relacionado con cantidades--.

Concretamente en esta ocasión los rumores nos llegan vía un artículo publicado en Bloomberg en el que entre otras cosas echan algo más de luz sobre lo que ganará Nokia y Microsoft con el acuerdo (casi todo está cerrado pero aún no han firmado). A saber:

  • Microsoft pagaría a Nokia más de mil millones de dólares a cambio de que la tecnológica finlandesa promocione y desarrolle dispositivos basados en Windows Phone 7
  • A cambio Nokia va a tener que pagar “un canon” a Microsoft por cada copia de Windows Phone 7 que utilice en sus terminales
  • Microsoft tiene derecho a utilizar las patentes de Nokia (por ejemplo utilizarán los productos de Nokia relacionados con mapas basados a su vez en tecnologías de la empresa Navteq que compraron hace unos años)
  • Las dos compañías se repartirán los ingresos procedentes de publicidad y búsquedas (esto no es un rumor, lo dijo Andy Lees)

Y después de leer todo esto, si damos por buenos los rumores, me vuelvo a preguntar: ¿aliarse con Microsoft era la mejor de las opciones de Nokia para levantar cabeza? Muchos creen que hubiera sido mejor quedarse con Android --se dice que Google también negoció con Nokia pero al final estos últimos no pudieron resistir la oferta económica de Microsoft--. Solamente el tiempo dirá si Nokia y Microsoft han acertado al juntarse.