Tras las explosiones sufridas en los reactores 1 y 3 de la planta nuclear de Fukushima como consecuencia de los daños provocados en las instalaciones de la central por el seísmo de 8,9 grados que golpeó a Japón el viernes, en las últimas horas la situación se ha complicado todavía más (aunque valorar exactamente hasta qué punto es complicado).

Concretamente a las seis de la mañana hora local se produjo una explosión en el reactor numero 2 de la planta --la tercera después del terremoto sufrida en la central-- y a eso se sumó también un incendio, ya sofocado, en el edificio del reactor número 4 que provocó un aumento considerable en los niveles de radiación en torno a la central (en un primer momento se pensó que el aumento en los niveles de radiación era consecuencia de la explosión en el reactor número 2 pero posteriormente se comprobó que era culpa del incendio en el reactor 4 al arder sustancias radiactivas).

En estos instantes la información sobre el alcance y gravedad exacta de la nueva filtración de radiación así como de los daños en los edificios de contención del reactor número 2 es muy confusa. Por un lado tenemos que el Gobierno de Japón ha empezado la evacuación de la población que vive entre 10 y 20 kilómetros de la central y también se ha evacuado de la planta a la mayoría de trabajadores (la empresa responsable de la central nuclear de Fukushima ha dejado únicamente un retén de 50 empleados en la misma), pero por el otro el ministro japonés Yukio Edano aseguró que los niveles de radioactividad detectados no son un peligro para la salud de las personas --también dijo que se el suministro de agua en el reactor 2 se ha restablecido--.

En resumen, nueva explosión e incendio en la central nuclear de Fukushima, el cual ha provocado nueva fuga radiactiva al exterior, pero realmente no podemos valorar el nivel de gravedad real ya que como viene pasando desde el principio la confusión y alarmismo informativo son muy importantes. Por último, para entender un poco mejor de lo que estamos hablando y no caer en las garras de los sensacionalismos, recomiendo leer a todo el mundo el post de mi compañero David “Cómo funciona la energía nuclear y qué sucede en la fusión del núcleo”, junto al publicado en Ciencia Kanija bajo el título “Por qué no estoy preocupado por los reactores nucleares de Japón”.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.