El gobierno chino se ha caracterizado por ser uno de los que más censura el Internet --me atrevería a decir que el pueblo chino es el más observado por su gobierno y que la libertad de expresión de sus internautas en la red de es un chiste--, pero al parecer han ido un paso más allá: Google ha acusado al gobierno de China de interferir con el sistema de Gmail.

Lo más probable es que esto sea un esfuerzo por terminar, controlar o monitorear a los activistas de la autodenominada Revolución de los Jazmines, el movimiento disidente pro democrático inspirado en las revoluciones de Medio Oriente y que poco a poco ha ido reuniendo más adeptos en protestas y demostraciones públicas.

De acuerdo a el gigante de las búsquedas en Internet, las quejas de sus clientes y anunciantes concernientes al servicio han ido en aumento en el transcurso del último mes; los usuarios tienen problemas para mandar mensajes, marcar correos como no leídos y usar otros servicios.

"Del lado de Google no hay ningún problema. Hemos examinado todos los sistemas minuciosamente. Este es un bloqueo del gobierno cuidadosamente diseñado para parecer problemas con Gmail" fueron las declaraciones por parte de la gente de Google.

A esto se agrega al hecho de que en el el último mes se han detectado muchos ataques a distintos servicios de Google y otras páginas --entre ellas Tumblr y Reddit-- todos provenientes de tierras chinas. Google alega que los ataques hacia sus servicios tenían como objetivo cuentas de Gmail de activistas de derechos humanos del mismo país.

Nada de esto es noticia nueva, podemos recordar que en el pasado WikiLeaks había revelado en un cable que el partido comunista Chino había dirigido con anterioridad ataques a Google. De alguna manera, la élite política de el gigante asiático ha tenido una relación difícil con el Internet: por un lado a las autoridades les interesa la información que pueden obtener vía web y por el otro ellos están muy preocupados por la amenaza que sienten puede ser para su autoridad.

Solo basta recordar la serie de movimientos que ha habido en Medio Oriente (como Irán, Libia y Egipto) para ver el papel central de Internet en su organización y realización. Las autoridades chinas tienen miedo de verse en el mismo lugar que estos otros gobiernos totalitarios y es por eso que aplican una de las censuras más fuertes a la red --hace falta preguntarnos si realmente el internet es libre--.

Internet juega un papel clave en el mundo moderno y su neutralidad es necesaria. Todos los esfuerzos por vulneran la libertad de los usuarios frenan el desarrollo tecnológico y social; la tecnología se ha entrelazado más que nunca con el tejido social, hemos llegado al punto en el que Internet ha dejado de ser una red de computadoras y ha pasado a ser una red de personas. Censurar Internet es censurarnos a todos.