Los planes de la Unión Europa respecto al derecho de olvido en Internet no ha gustado demasiado en la red social más importante, Facebook. Richard Allan, responsable de privacidad de la red social en Europa afirma que sería un error que se pusiera en marcha una directiva global que justificasen el derecho a olvido. Afirma que una de las mayores preocupaciones del popular servicio es la privacidad de los datos que se mantienen dentro de la red social y afirma que se debe buscar un mecanismo para resolver determinados casos y no aplicar una directiva global.

Dicho mecanismo debería permitir a cualquier tipo de persona borrar determinados episodios de su vida en Intenet que por un motivo u otro les estén perjudicando. Además Allan insiste en que ellos no son los responsables de la información que cada usuario pone en su red social.

El derecho a olvido consiste en permitir a las personas borrar parte de su pasado de las redes sociales y de cualquier tipo de lugar de Internet. Es algo de lo que hemos hablando recientemente y del que también se ha visto afectado otro de los grandes de la red de redes, Google. El pasado mes de Enero la empresa de Mountain View afirmó que no borraría ningún enlace de su buscador ya que los consideraba una fórmula de cesura si los contenidos no eran borrados también de la fuente original.

Aunque el caso y situación de Facebook es diferente al del buscador, ya que la red social es la que almacena directamente mucho de los datos y archivos subido por los usuarios, mientras que en el caso de Google se refieren a enlaces a páginas web de terceros. Como usuarios hemos de tener muy claro que nosotros somos los primeros responsables del contenido que subimos a las redes sociales. Pero del mismo modo que tenemos la potestad para decidir que queremos que subamos deberíamos poder decidir cuándo lo borramos, ya lo subamos nosotros mismos o un tercero. Las redes sociales y en general cualquier otro servicio que guarde nuestros datos, debería permitir dicho borrado sin hacer copia de los mismos.

Lo ideal sería que no hiciese falta una ley para eliminar los datos y que la propia ética de los servicios permitiese dicho borrado. Pero eso es un juego no del todo beneficioso para ellos ya que usan los datos de una forma u otra para aumentar sus ingresos. En cualquier caso más vale prevenir que curar y si no quieres que un dato tuyo sea conocido, una fotografía no sea vista, simplemente no la subas. Aunque el problema de las subidas por parte de terceros seguirá estando presente.

Y ustedes, queridos lectores, ¿qué opinan sobre el derecho a olvido? ¿Debería existir dicha ley o deberían los propios servicios quienes ofreciesen los mecanismos sin necesidad de una legislación?