Los Murciélagos de Guamúchil son un equipo mexicano de futbol que participa en la Segunda División nacional; se podría decir que son uno más entre 37 de esta liga, pero en tienen algo que los hace un equipo diferente: es el primer club nacional que permite a sus aficionados decidir en tiempo real, a través del Internet o vía SMS, qué jugadores deben entrar de cambio; además sus fanáticos "ayudan" al entrenador a elegir sus tácticas y formaciones.

Los directivos del equipo han llamado a este formato de cooperación "DT Electrónico" --una especie de crowdsourcing deportivo-- y es utilizado solamente en los partidos como local de los Murciélagos.

El sistema del "DT Electrónico" es bastante curioso: cuando el director técnico del equipo desea hacer un movimiento elige dos jugadores probables, una vez que esto sucede los fanáticos en su votación deciden quién tiene que entrar al campo.

Con este sistema la afición puede incidir en el comportamiento general del cuadro (eligiendo a un mediocampista sobre un defensa, por ejemplo) y participar en un sin fin de circunstancias que un equipo profesional vive. Aún así no pueden votar por el jugador que va a salir de cambio ni por aquellos que van a arrancar como titulares --aunque mediante distintas actividades llevadas a cabo en la web los seguidores pueden sugerir estrategias y formaciones al entrenador--.

Además, la gente tiene la posibilidad de forzar el primer cambio en caso de que el funcionamiento del equipo no sea el correcto, estar de acuerdo o no con la charla técnica del medio tiempo y decidir quién fue el mejor jugador del equipo, quien sería recompensado con una prima económica.

Se dice que la idea surgió a Elías y Miguel Favela --dueños del equipo-- mientras veían un partido del equipo nacional mexicano y observaban cómo su director técnico hacía un cambio que la mayoría de la gente desaprobaba. "Ahí se nos ocurrió que la gente debería decidir".

A partir de ahí una cosa llevó a la otra. Fue así como organizaron este curioso sistema que ha llevado al equipo a tener una racha positiva; desde que implementaron el sistema Guamúchil sólo ha perdido un partido.

Este caso difiere un poco del de otros equipos deportivos en los que los aficionados tienen mucho peso en las decisiones del club, como el caso Ebbsfleet United en Inglaterra, un equipo propiedad de más de 31,000 personas que lo compraron después de organizarse en Internet. En el equipo inglés las decisiones técnicas son dejadas al entrenador --a pesar de que en teoría los dueños podrían decidir-- y las decisiones directivas son votadas por los miembros. Caso contrario de lo que pasa con el equipo mexicano.

Este sistema no deja de ser curioso, siendo una buena manera de hacer que la afición se involucre más con el equipo. El presidente del club pronosticó que el sistema será usado en otros equipos.

El éxito de los sitios en Internet que recurren al crowdsourcing y a la participación de una comunidad para poder existir es innegable; aplicar estas bases en un equipo deportivo es un experimento que vale la pena seguir de cerca. Quizás esto sea llevar el "vox populi, vox dei" a niveles inesperados.

*Actualización: Gracias a Cheto y a Aitor por sus comentarios que nos informan de otros dos equipos que permiten hacer algo parecido (aunque no en tiempo real, como hacen los Murciélagos),  el Alianza Unetefan de Monterrey  (México) y el Ts'uh Kúh de Asturias (España). La diferencia es que estos funcionan más como un equipo de futból de fantasía en el que las decisiones no son tomadas en tiempo real, pero sí hay participación de los aficionados en la alineación y otras deciciones técnicas. Probablemente haya otros parecidos, pero el equipo de Guamúchil dice ser diferente al hacer esto en el momento del partido.