Legal Propiedad Intelectual Sociedad

El Director de la OMPI afirma que los viejos principios de propiedad intelectual ya no sirven

Por 1/03/11 - 17:00

El Director de la OMPI afirma que los viejos principios de propiedad intelectual ya no sirven

La semana pasada Francis Gurry --Director de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual-- se presentó en la Universidad Queensland en Sydney, Australia en una conferencia acerca del futuro de las leyes de propiedad intelectual.

La intervención del Sr. Francis Gurry se da en medio de la controversia en torno al ACTA y el hecho de que a pesar de ser un tratado de propiedad intelectual, fue intencionalmente negociado fuera de la institución que el dirige. La buena noticia es que el director de la OMPI piensa como la mayoría de la gente que ya no esta de acuerdo con la añeja forma en que se gestionan los derechos de propiedad intelectual.

Específicamente, Gurry criticó el modelo institucional de creación de políticas públicas basado en la influencia desproporcionada (lobbying) para criminalizar consumidores y responsabilizar a intermediarios (como ISPS o plataformas), así como el modelo de tratados plurilaterales (problema que ya he abordado en ALT1040) que pretenden forzar mecanismos de auto-regulación. Gurry aceptó que la OMPI está limitada por la falta de voluntad de muchos países para discutir este tema.

Es muy importante que no olvidemos que además de todas las locuras que propone ACTA, el tratado propone la creación de una institución paralela a la OMPI llamada El Comité ACTA. El capítulo 5 del tratado da los lineamientos para que este comité se encargue de la implementación, operación, desarrollo y enmiendas a este tratado. En pocas palabras, si se aprueba ACTA, el Comité puede alterar su contenido para convertirla en un arma legal aún más peligrosa.

El artículo 36 del capítulo 5 estipula que el Comité decidirá los procedimientos de asesoría por parte de grupos o individuos no gubernamentales y para compartir información con terceros. El punto sexto establece que las decisiones para enmendar el contenido, deben ser tomadas y aprobadas por concenso de los integrantes del Comité.

Finalmente y en coherencia con su naturaleza opaca, el último punto establece que las posiciones de las partes que se consultan deben ser confidenciales de acuerdo a las reglas y procedimientos de la Organización Mundial del Comercio. Y sí, los tratados plurilaterales de comercio gozan de confidencialidad, sin embargo este es un tratado de propiedad intelectual y la razón por la cual los negociadores de ACTA evadieron a la OMPI, ahora es más que clara. Este es un argumento más que convierte al tratado en un candidato al veto absoluto.

Mientras supuestos expertos legales dicen que el modelo de propiedad intelectual tiene que reforzarse, el director de la OMPI dijó en su discurso que:

Los viejos principios de regulación de propiedad intelectual ya no funcionan, particularmente en el Internet [..] y pueden colapsar el sistema entero de derechos de propiedad intelectual

Tenemos que reformular la pregunta que la mayoría de la gente ve o escucha acerca del copyright y el internet. La gente no responde al ser llamados piratas. De hecho, algunos, como lo hemos visto, se sienten orgullosos. [.] Tenemos que hablar menos en términos de piratería y más en términos del riesgo en la vialibilidad financiera de la cultura en el siglo XXI.

La historia de la confrontación de nuestro mundo clásico del copyright con el entorno digital, ha sido más una historia lamentable de resistencia lúdita que un ejemplo de compromiso inteligente.

El copyright debe promover el dinamismo cultural, no preservar interéses establecidos por los negocios

Los argumentos en contra de ACTA son infinitos, y el discurso de Gurry es uno que díficilmente los políticos a cargo de tomar una desición en cuanto al ACTA, podrán ignorar.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies