Hace unas horas se produjo el primer ataque DDos del grupo activista Anonymous a la web de la BMI (Broadcast Music Incorporated), una de las tres organizaciones del derecho de difusión de Estados Unidos (junto a la ASCAP y SESAC). BMI recauda los derechos de difusión en nombre de compositores y músicos para distribuirlas a los autores. La página permaneció en blanco durante varias horas. En un comunicado, el grupo de activista afirmaba que:

Hemos visto como durante demasiado tiempo la industria de la música y el cine, entre otros, utilizaban los derechos de autor indebidamente para su propio beneficio. La legislación sirve para proteger a los artistas no a las empresas que los gestionan y nunca deberían tratar de evitar la propagación de la creatividad para el público en general.

BMI está constantemente detrás de la legislación de los derechos de autor y en consecuencia hemos decidido tomar medidas contra ellos para demostrar que el pueblo no se mantendrá parado por sus crímenes contra el público. En el momento de esta escritura, el ataque a BMI ha resultado un éxito. Es un mensaje para ellos y corporaciones similares, no soportamos más este abuso.

Tenemos que luchar por mantener la Internet abierta como un mercado de ideas donde todos se sientan de igual a igual. Tenemos que defender nuestra libertad de aquellos que tratan de controlarnos

En cualquier caso, este ataque es el primero que se sale completamente de la línea seguida en Estados Unidos hasta ahora por la organización, ya que sus ataques han sido dirigidos a las organizaciones que iban contra WikiLeaks. Un nuevo campo de batalla el que se abre tras este ataque y un movimiento de un calado impredecible.