Desde hace unas horas una nueva noticia bomba relacionada con el mundo de la ciencia se extiende como la pólvora por las publicaciones de medio planeta. Sí, efectivamente como muchos habréis adivinado ya me estoy refiriendo a esa salida de FoxNews.com en la que se dice que un investigador de la NASA, Richard B. Hoover, ha encontrado nuevas evidencias de vida extraterrestre en un meteorito.

Concretamente la noticia bomba de Fox News se basa a su vez en un trabajo de Hoover publicado en la revista Journal of Cosmology donde de forma resumida el científico cuenta que ha encontrado fósiles de extrañas bacterias en varios meteoritos del tipo condritas carbonáceas que según él son “el remanente de formas de vida extraterrestre que crecieron en los cuerpos principales de los meteoritos cuando el agua líquida estaba presente, mucho tiempo antes de que los meteoritos llegaran a la atmósfera de la Tierra”.

Sin duda las afirmaciones son de mucha magnitud, así que tras leerlas me puse a consultar diversas fuentes para comprobar su veracidad y... sorpresa: todo parece indicar que estamos ante otro nuevo caso de humo científico.

Lo primero “que canta” del asunto es que un hallazgo de tal envergadura no haya sido publicado en alguna revista científica de prestigio como podría ser Nature o Science. En vez de esto ha salido en Journal of Cosmology, publicación capitaneada por un grupo de científicos afines a teorías pseudocientíficas en la que podemos encontrar contenidos que no pasarían el filtro de cualquier medio científico serio.

A eso tenemos que sumar que Richard B. Hoover ya ha presentado en varias ocasiones trabajos similares al que nos ocupa en los que apuntaba las mismas conclusiones que se leen en este y finalmente la comunidad científica echó por tierra. Para rematar la jugada periodistas científicos de renombre, como PZ Myers, están denunciando que el estudio de Hoover tiene fallas por todas partes:

Es una volcado de sucesos acerca de las condritas carbonáceas, argumentos poco contrastados editados de tal forma que se promueve concisión o contundencia. Las figuras molestan: a primera vista, algunas resaltan, porque se parecen bastante a bacterias reales, pero si te fijas bien, todas, sin excepciones, son fotos de organismos terrestres que han sido incluidos como referencia. La "bacteria extraterrestre" se ve simplemente como garabatos y pequeños bultos en un campo lleno de garabatos al azar y pequeños bultos. Aparentemente los autores creen que ciertos objetos minerales son similares a algunas bacterias terrestres. Esto no es ciencia, es pareidolia. Bien podrían estar analizando fotos satelitales de Marte para encontrar imágenes con objetos que se parezcan a bacterias, sería lo mismo.

¿Conclusión? Dudo del trabajo y conclusiones de Richard B. Hoover aunque no doy una conclusión determinante pues no soy científico. Dicen los de Journal of Cosmology que han invitado a 5 mil científicos para que examinen el documento, por lo tanto, no tardaremos en saber a ciencia cierta si las conclusiones de Hoover son acertadas o falacias.