La gente de iFixit ha realizado un completo desmontaje del Motorola Xoom, la nueva tableta con Android de la que tanto se está hablando. Luego de remover 57 tornillos, han logrado mostrar todo el interior del dispositivo. Luego de mirar muy bien las tripas del Xoom han decido darle un 8/10 en la escala de facilidad de reparación. Al parecer lo más difícil era sacar los tornillos de la carcasa.

Entre sus componentes se encuentran un controlador de pantalla táctil Atmel capaz de captar 15 entradas a la vez, un chip MDM6600 de Qualcomm con velocidades de 14,4 Mbps de HSPA+, memoria flash NAND de Toshiba, y por supuesto, los chips de NVIDIA Tegra 2 de doble núcleo.

No hay tornillos sujetadores propietarios. Para poder abrir el Xoom se usaron un par de destornilladores TOR T7 y T5. Los componentes individuales (como las cámaras) se han colocado por separado en la placa base, permitiendo que cada componente se pueda sustituir de forma individual. El LCD y el cristal del panel frontal no están pegados, una excelente noticia si se rompe la pantalla. La actualización a 4G también es muy sencilla.

En resumen, iFixit describe al Motorola Xoom como un gran dispositivo, relativamente fácil de arreglar y con muchos componentes que pueden ser cambiados, en casa, si se presenta algún problema o desperfecto.

Aunque nada de lo que encontraron permite ver de donde sale el exoesqueleto del siguiente comercial:

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.