Bicicletas, graffiti y electrónicos son la combinación ganadora si de pintar un arcoiris se trata.

Akay es el creador de este maravilloso robot que tiene como único objetivo graffitear arcoiris. El motto de este artista sueco es "el acto es belleza" y Robo-Rainbow logra ejecutar su acción de una forma divertida y complicada, para mostrarnos que las máquinas también pueden programarse para crear actos emotivos.

Considerando que Estocolmo no es precisamente una ciudad muy tolerante al graffiti, este dispositivo es considerado por Akay como un arma de destrucción masiva, pero muy por el contrario de lo que los opositores al graffiti argumentan, Robo-Rainbow demuestra que el objetivo del graffiti simplemente es revitalizar el espacio por medio de mensajes tan simples como puede serlo un arcoiris.

Los esquemas del circuito de Robo-Rainbow no estan aún en la red pero de acuerdo a este set de documentación, parece que utiliza un Arduino para controlar el mecanismo, sensores para modular la presión de la pintura y un taladro que permite generar la rotación para dibujar el arcoiris.

Ya tenemos una adición más a la colección de 6 robots que dibujan de ALT1040.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.