La próxima entrega de Christopher Nolan sobre Batman --última de su trilogía-- no para de dar noticias. Los rumores sobre una probable aparición de Robin en The Dark Knight Rises continúan en aumento. En esta ocasión, la culpa es de los trabajadores del Parque Fitzgerald en Grand Ledge, Michigan. De acuerdo con los informantes, el equipo de filmación estuvo revisando la zona en búsqueda de locaciones. Según sus declaraciones, ese lugar sería usado en la película como la guarida de Batman y Robin.

Por supuesto, se trata de una fuente muy poco confiable, pero la incorporación de Joseph Gordon-Lewitt a la producción ha reavivado las especulaciones. Aunque tanto Nolan como Bale han declarado que Robin no aparecería en la trama, persiste la duda sobre el rol que tendrá el nuevo fichaje de la cinta. La productora se mantiene muy reservada tanto para confirmar como para desmentir la noticia. Mientras tanto los rumores se mantienen sobre la incursión del pupilo del Hombre Murciélago.

Otra de las versiones que se maneja es que el estudio no ha emitido una opinión para despistar a los espectadores. No sería la primera vez en que una productora permite que los mismos fanáticos creen una cortina de humo para ocultar alguna sorpresa al final. Hombre, que para giros de tuerca, ahí tenemos la designación de Bane y Catwoman.

La inclusión de Robin en el filme no sería necesariamente mala, pues dependería mucho de cómo se adapte. Por desgracia, nuestro referente cinematográfico inmediato es Chris O'Donell, quien se enfundó las mallas del chico maravilla en las adaptaciones pasadas. Un Robin encarnado por Gordon-Levitt sería, cuando menos, un experimento interesante, considerando que The Dark Knight Rises es la entrega final de la trilogía. Después de todo, a los estudios les convendría dejar algún cabo suelto (¿Nightwing?) que permita seguir explotando la exitosa franquicia, aún después de la partida de Nolan.