Echadle un vistazo a la captura junto a estas líneas. Pertenece a Smurfs' Village, el juego inspirado en los populares personajes de Peyo que Capcom lanzó recientemente en la App Store. Apreciamos ahí algunos de los items con que el juego, adscrito a la moda freemium, pretende hacer caja. Añadidos insustanciales que en este caso rayan lo absurdo ¿un vagón a 80€? Os sorprendería la de usuarios inconscientes (mayoritariamente niños) que han terminado cayendo en la "trampa".

Ese es el mayor poblema de las compras in-app, los más pequeños de la casa gustan de juguetear con el teléfono de papá y pueden terminar dándole un disgusto llegada la factura. Enorme sorpresa la de José Luis cuando constató adquisiciones por valor de hasta 200€: utensilios de cocina, ropas varias y mobiliario para el juego social de moda. Al increparle a su pequeña, ésta se limitó a espetar: -Yo sólo estaba jugando...

¿Es lícito que una compañía lance un título enfocado a la tierna infancia y facilite en exceso esta clase de transacciones? Las críticas no se han hecho esperar por parte de padres y organismos. La propia Apple, en el caso de los Pitufos, terminó reprendiendo a Capcom al recibir cuantiosas críticas por el gran número de compras accidentales (no precisamente baratas como hemos visto).

Ed Markey, legislador estadounidense, ha decidido ir más allá y enviar una queja formal a la Federal Trade Commission estadounidense, que ha prometido evaluar la cuestión en profundidad. Ésta ha sido la respuesta de Jon Leibowitz, su máximo responsable:

Compartimos la preocupación de los conusmidores, especialmente de cara a los niños, incapaces de comprender la naturaleza de este tipo de compras. Déjeme asegurarle que estudiaremos concienzudamente todo lo que rodea al marketing y distribución de este tipo de aplicaciones.

Markey, por su parte, sentencia:

Lo que se presenta a los niños como monedas virtuales o premios, torna en un coste real para sus padres. Me complacer que la FTC haya respondido a mi llamado. Mientras el mercado de las apps móviles siga creciendo, seguiré monitorizándolo.

Pero ya no se trata simplemente de que juegos y aplicaciones faciliten la compra indiscriminada de contenidos, sino defectos inherentes a la App Store, que permite realizar compras hasta 15 minutos después de haber introducido la requerida contraseña. No son pocos quienes piden de hecho que las in-app purchases sean desactivadas por defecto y no opcionalmente desde el panel de configuración.

Poco puede hacerse contra las compañías pues técnicamente no están haciendo nada ilegal, así que mucha precaución, especialmente si vuestro sobrino os arrebata el smartphone para echarse unas partidas. Recordadle con un truco de magia si acaso que el dinero virtual se transforma en real a final de mes...

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.