Faltan unos cuantos días para que el iPhone 4 CDMA se ponga a la venta (10 de febrero). Muchos rumores sedimentaron hasta su anuncio, llegando a suponer un incordio el que a la mínima de cambio se mencionase la posibilidad del terminal. Variación menor de dudosa incidencia si se compara con la del modelo GSM, con el que hablar en más de 220 países frente a los 40 compatibles con redes CDMA.

¿Cómo han valorado los grandes medios la llegada del terminal? Hace unos días leíamos en AppleWeblog que los de Cupertino habían remitido la versión iOS 4.2.6 con motivo de que analistas de medio mundo pudiesen probar las esxcelencias del teléfono. Ya tenemos aquí las primeras impresiones.

En resumen, podríamos decir que el iPhone 4 CDMA con Verizon aventaja por mucho la estabilidad de su más directo rival (AT&T) si bien determinados inconvenientes distan mucho de consagrarlo como el smartphone más perfecto que exista. No parece entonces que David Pogue, del New York Times, haya estado muy acertado a la hora de etiquetarlo como "Santo Grial" de la comunicación estadounidense.

Entiende el periodista que ambas versiones son prácticamente idénticas, con la excepción de que el número de llamadas caídas se reduce prácticamente a cero en el bando CDMA. Pogue testó el teléfono en cinco ciudades, incluídas San Francisco y Nueva York: las llamadas se interrumpieron frecuentemente con AT&T mientras que en ninguna ocasión Verizon mediante.

Se alaba así mismo el Personal Hotspot, funcionalidad que convierte el teléfono en un punto de acceso WiFi y cuya llegada a los modelos GSM se presupone también próxima. No gusta tanto la rápida defunción de la batería cuando se encuentra activa.

Por su parte, el célebre Walt Mossberg (Wall Street Journal) también ha hecho públicas sus impresiones. Tan sólo tres llamadas caídas en nueve días y tres de ellas a iPhones GSM.

Las quejas van dirigidas a ciertos bugs durante el proceso de configuración, problemas con la conexión Bluetooth o la duración de la batería, aunque la mayor crítica va dirigida a la velocidad en transferencia de datos. Con AT&T las descargas se comprobaron hasta un 46% más rápidas y las subidas un 24%.

¿El consejo de Mossberg? Si viajas mucho, concedes gran importancia a la conexión de datos y quieres simultanearla con tus llamadas, el iPhone 4 CDMA no es para tí.