¿Se te pegan horriblemente las sábanas por la mañana? No te preocupes, no eres ni mucho menos el único. Antes de que los pegasábanas nos reunamos y fundemos un club (en serio, deberíamos hacerlo) vamos a intentar poner remedio a tan común suceso y qué mejor manera que afinando un poco el ingenio y pegando un breve repaso a 5 despertadores donde sus diseñadores, o quien sea al que se le hayan ocurrido tan retorcidos inventos, han puesto sin duda todo su ingenio para asegurarse con que cumplen su función, despertarte pase lo que pase.

La mayoría responden a aquello de '¿Y cómo no se me había ocurrido esto a mí antes?', algunos son ingeniosos, otros parecen creados por una mente puesta al servicio de mal pero os aseguro que con todos despertarse se convertirá en toda una aventura, una manera especial de espantar un poco la rutina y empezar la mañana de manera diferente. Recordemos también que el tema de combatir el sueño matutino ya lo tratamos cuando hablamos de cómo despertarnos más despejados gracias a nuestro smartphone, no será por opciones. ¿Preparados? Vamos allá:

El Despertador de Lost

Este es uno de mis favoritos y uno de los que tenía más puntos para encabezar la lista. A los que nos os guste Lost, que espero que seáis pocos, lo mismo no os va ni os viene, pero a todos los lostálgicos que repartidos por el mundo este despertador nos transporta directamente a los viejos y gloriosos tiempos. Como podéis ver se trata de un despertador más o menos 'convencional' con la excepción de que tiene una estética muy marcada y muy parecida a la del famoso contador de la escotilla y arriba incorpora un teclado donde deberemos introducir unos números para detener la alarma. ¿Que qué números son esos? Espero que nadie tenga la poca decencia de preguntarlo.

Está a la venta en ThinkGeek por $50 dólares, desgraciadamente creo que no hacen envíos a otro país que no sea EEUU, todo es cuestión de comprarlo allí, conseguirlo a través de un amigo o probar suerte en eBay

El despertador helicóptero

He procurado que todos los despertadores además de útiles tuviesen un mínimo de estética, este desafortunadamente es la excepción, por que es feo con ganas pero entra en este particular ránking de cabeza por su tremenda efectividad. Con sólo haber echado un ligero vistazo al invento probablemente os hayáis hecho una idea de cómo funciona. Cuando suena la alarma un mecanismo dispara la hélice para arriba y que puede acabar en cualquier lugar de la habitación, para parar la alarma hace falta levantarse rebuscar por toda la habitación y volverla a ponerla en su sitio.

Este sí que lo he probado personalmente y os aseguro que es una de las cosas más retorcidas que he visto jamás, normalmente cuando te despiertas la hélice ya ha salido del stand y ha aterrizado dios sabe dónde puede ser una auténtica tortura apagar el dichoso aparato. Si el de ThinkGeek se os hacía un poco caro este lo tenéis por apenas 12€.

Aphelion, el despertador que juega al béisbol

El concepto tan estúpido como divertido. Es un despertador, que tiene una bola, cuando suena la alarma la bola sale disparada, hay que buscar la bola, hay que encontrar la bola, hay que poner la bola en su receptáculo, la alarma para de sonar. No lo había visto nunca y en algunos sitios he leído que te tira la bola a la cara. Hombre, vamos a ver, yo no digo que no sea 'efectivo' pero tirarte así de buena mañana lo que parece una bola de acero cromada no me parece lo más adecuado si no queremos ir a trabajar con un moratón en la cara.

Lo que más me gusta es que combina una efectividad fuera de toda duda y que la combina con un diseño futurista muy elegante y unos números bien visibles. Lamentablemente, este es de los que no están disponibles, pues es sólo un concepto, pero estoy convencido de que hay modelos similares que pueden encontrarse por ahí (el de la hélice sin ir más lejos, aunque no sea tan bonito)

SnuzNluz, el menos económico

Si pensabas que algunos de los ejemplos que os he puesto antes no era lo suficientemente efectivo para tí, ahora sí que no serás capaz de permanecer enredado entre las sábanas de tu querida cama. Y es que este despertador nos pega en lo que a veces más nos duele, en los bolsillos. El invento se conecta a nuestra red WiFi y a nuestra red bancaria, con tan temida combinación lo que hace es aprovecharse de nuestra pereza mañanera y utilizarlas para hacer una pequeña donación en cantidades que nosotros habremos estipulado previamente a una ONG.

Desde luego es una buena manera de canalizar nuestra pereza y darle un buen uso y una buena utilidad, pero después de unos días estoy seguro que la caridad de más de uno no será lo suficiente como para no despertarse a la primera. No me negaréis que es una malvada creación que cultiva al mismo tiempo sentimientos de codicia, generosidad y voluntad propia. Desgraciadamente, también es de ThinkGeek, lo que implica que puede haber alguna que otra dificultad para conseguirlo.

Kuku Alarm Clock

Por último, si todo lo visto hasta ahora es un poco hardocore para ti aquí tienes una opción que no es tan radical pero que puede llegar a convertirse en toda una aventura. Se trata de un despertador con un diseño muy cuco que pone cinco pequeños y diminutos huevos en una canasta, como si tuviésemos una gallina automatizada cada mañana en nuestra mesilla de noche. Más de uno habréis adivinado que para parar la alarma hay que devolverlos a su sitio introduciéndolos por el agujero superior ¿El problema? Pues que los huevos son diminutos, si todos caen en la cesta bien (y cuantos más huevos vayan cayendo más probabilidad de que se escape alguno) pero como caigan fuera y rueden debajo de la cama puede que el despertador no deje de sonar en un buen rato. Detrás de esa apariencia tan inocente se esconde un auténtico terror mañanero, no os engañéis.

Estaba supuestamente a la venta en Le Futur pero parece que está el dominio aparcado, también puede encontrarse aquí, aunque ahora mismo están sin existencias.

Esto es todo, espero que os haya gustado y sobre todo sido de utilidad esta breve recopilación, recordad que inventos muy parecidos a este hay miles por toda la red y que conseguir uno a un precio económico (aunque no sean necesariamente estos) es bastante sencillo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.