Como informabamos ayer por la noche, Estados Unidos ha pedido a Twitter que revele el historial de mensajes de algunos usuarios que están relacionados con WikiLeaks. En específico:

  • Birgitta Jónsdóttir (@birgittaj) quien hizo público el caso y que es un miembro del parlamento de Islandia.
  • Jacob Appelbaum (@ioerror)
  • Rop Gongrijp (@rop_g),
  • Julian Assange
  • Bradley Manning

El tema es que el Departamento de Justicia de Estados Unidos le pidió a Twitter que revele la información sin notificar a los usuarios (orden de silencio). La orden viene de parte del juez Theresa Buchanan en Alexandria. Esta daba tres días a la empresa para que entregue los datos. Pero aparentemente por pedido de la empresa, la juez dio paso atrás en la orden. Es posible que una orden de silencio sea inconstitucional.

Una vez que Twitter logró evitar la orden de silencio, notificó a los usuarios en cuestión, dándoles 10 días para que tomen acción legal. Durante la noche de ayer, en el D@CES, Dick Costollo (CEO de Twitter) comentó que no está muy de acuerdo en las acciones tomadas por el gobierno estadounidense con relación al pedido de información de sus usuarios. Aunque no mencionó temas muy específicos (WikiLeaks), dijo:

No me gustan los mandatos gubernamentales de mantener las cosas calladas y reiteramos el deseo de Twitter de mantener a las personas conectadas por medio del flujo de información (...) vamos a estar en contra de cualquier cosa que nos impida hacer eso.

En caso que Twitter no peleaba la orden de silencio, no hubieran podido notificar a sus usuarios, no nos enteraríamos del caso y la empresa tendría que entregar los datos sin que nadie lo sepa. Lo cual me lleva a la pregunta: ¿Estados Unidos pidió datos de usuarios a otras redes y plataformas sociales y estas aceptaron entregarla acatando la orden de silencio?



👇 Más en Hipertextual