Dmytri Kleiner, el emprendedor comunista, CEO de Telekommunisten y creador de Thimbl se encuentra en la recta final del desarrollo de esta plataforma de microblogging abierta y libre. Su herramienta se encuentra compitiendo por el premio Open Web de Drumbeat Transmediale.

Kleiner es un artista que mezcla su profesión de ingeniería en software para trabajar en la interesección entre la tecnología y lo político. Su crítica hacia la web2.0 por medio de Thimbl se basa en la simple realidad de que para hacer dinero en la red, se tienen que centralizar y controlar la interacción del usuario con el contenido. Twitter al igual que Facebook lo hace. Kleiner esta enfocado en hacer que las plataformas descentralizadas y la propiedad colectiva, alcancen el mismo hype.

ALT1040 reportó hace unos meses el lanzamiento de Thimbl, esta vez entrevistamos a su CEO para conocer más detalles acerca de la visión telecomunista que dió origen a esta plataforma.

ALT1040 - ¿Por qué era necesario abordar el microblogging?

Dmytri Kleiner - El microblogging tiene relativamente pocas características, su funcionalidad es relativamente pequeña, por lo que era un lugar lógico donde empezar. También es un ejemplo perfecto de algo que se cree que es nuevo, pero el protocolo finger siempre ha existido en el internet clásico.

A -¿Cuál es la diferencia con laconi.ca o Status.net?

D. K. - Thimbl es una plataforma distribuída multi-tier, Laconi.ca es una aplicación con federación. Son muy diferentes, pero su punto es el mismo. Federación y descentralización son bastante diferentes. Los sitios que son federados son comunidades independientes que comparten información con otras comunidades independientes. Una plataforma descentralizada no tiene comunidades independientes, todos los usuarios interactúan con todos los usuarios, sin importar dónde estan localizados los servidores del servicio que utiliza.

Para participar en el microblogging que Laconi.ca y status.net ofrecen se necesita un dominio propio y un servidor web, base de datos, después tendrás que entender la federación y tener esperanza que tu configuración funcione, de modo que permita que los usuarios puedan seguirse los unos a los otros.

Para participar en Thimbl con tu propio dominio sólo tienes que configurar el servicio finger que se Incluye en los sistemas operativos desde los años 70’s. Una vez que has hecho esto, los usuarios pueden seguir instantantáneamente otros usuarios de Thimbl, sin importar donde se encuentra su hosting.

A - ¿Consideras Thimbl una start-up comunista?

D. K. - Sí.

A - Todos hablan ahora de descentralizar la red a nivel técnico, pero es una discusión también política . ¿Cómo podemos abordar esta sitación tecno-política?

D. K. - Las respuestas no son fáciles de determinar. En una sociedad capitalista, construida sobre la lógica de la extracción, construir infraestructura gratuita y descentralizada es ilegítimo y no recibirá capital finaciero.

El objetivo primario del proyecto Telekommunisten es elevar la atención hacia la incompatibilidad de las redes libres y el capitalismo y utilizar este conflicto como punto de partida para introducir temas políticos más radicales a las comunidades hackers y artísticas, promoviendo un entendimiento de los conflictos de clase, oposición al capitalismo y el ideal de la autogestión de la producción por parte de los trabajadores.

A pesar de la oposición al capitalismo, hay algunas prioridades en términos de ingeniería que nos pueden ayudar a contestar tu pregunta. Tenemos que mantener las cosas simples, siempre hacer la versión funcionalmente más simple, evitar la ingeniería en cualquier recurso central que pudiera ser el centro de alguna falla, y lo más importante, construye encima de otras plataformas siempre que te sea posible.

A- En el debate del file-sharing, primero vimos cómo los consumidores se convirtieron en productores. Estamos ahora experimentando algo similar, los usuarios de infraestructuras también las construyen: usuarios/constructores ¿Cómo debemos consolidar ambos debates?

D. K. - Tenemos, a largo plazo, que ser los dueños de los tubos. De otro modo no vamos a tener éxito. Parafraseando a Lenin: “¡tierra para los agricultores, fábricas para los trabajadores, redes para los hackers!"

Recientes eventos, demuestran como la ley se manipula para pretender que la información y la transparencia son escasas. ¿Qué hacer?

D. K. - La ley es sólo una herramienta por medio de la cual los más poderosos legitimizan la dominación de la sociedad. Lo único que nos queda es crear una nueva sociedad, donde una clase no domina a la otra, si logramos eso, la ley se covertirá en nada más que una convención mutua.

Dmytri Kleiner también publicó recientemente su Manifiesto Telecomunista, que, obviamente, está disponible en la red de forma gratuita.

👇 Más en Hipertextual