Se avecina una batalla portátil sin cuartel, de las que tal vez nunca se hayan producido. En la supremacía del segmento durante décadas, Nintendo arriesgó sobremanera con la dualidad táctil de Nintendo DS, una apuesta que pudo haberle costado cara al descuidar tecnicismos que el consumidor terminó por considerar secundarios. Playstation Portable fue la potencia en bruto, el sueño portátil de todo graphic whore, pero la duración de su batería o un catálogo tan escaso como repleto de fórmulas mil veces vistas (abundantes conversiones de PS2 incluídas) terminaron por condenar al sistema, que a día de hoy tan sólo mantiene intacta su honra en el mercado japonés.

Tres revisiones después (Lite, DSi y XL) Nintendo sorprende a propios y extraños con 3DS, continuista en las formas pero radical en concepto, dispuesta a estandarizar la tecnología tridimensional libre de gafas entre el amplísimo público casual agenciado durante su apertura de mercado (a sus fieles seguidores ya los ha convencido gracias a un catálogo third party repleto de grandes nombres).

¿Qué puede hacer Sony al respecto tras el fracaso de su reinvención digital (PSP Go)? Evidentemente el rumoreado XperiaPlay no es más que una derivación del mismo concepto, nada que pueda competir con la oferta de los de Kyoto. Playstation Portable 2 (de la que ya disertásemos profusamente por estos lares) se antoja el ahora o nunca de la casa Playstation: o engendran una máquina suficientemente capaz o Nintendo seguirá reinando sobre el cadáver de la división portátil rival.

Éramos muchos los que confiábamos en la próxima Electronic Entertainment Expo de Los Ángeles como emplazamiento para la presentación de PSP2. Esta misma mañana ha saltado la bomba informativa: varios medios aseguran poder confirmar en términos absolutos que Sony ofrecerá un evento el próximo 27 de enero en Tokyo. Allí, dicen haber sabido por fuentes confiables, se presentará la revisión de PSP a unos pocos afortunados periodistas, que podrán sostener la máquina entre sus manos.

La fecha escogida no es aleatoria. Nintendo ha convocado una conferencia similar el próximo 19 de enero, cuando todos los medios recojan en titulares las fechas y precios del lanzamiento occidental de 3DS. Ante semejante algarabía, poca opción le quedaba a Sony más que confirmar la realidad de PSP2 y ofrecer estimaciones y vídeos de esos que le ponen a uno el hype por las nubes.

Cámara dual, trackpad táctil trasero, panel LCD de considerable definición y doble stick analógico parecen seguros a estas alturas, sobre todo a tenor del prototipo filtrado a finales de noviembre. Por entonces los estudios que ya tenían los kits de desarrollo en su poder argumentaban por lo bajinis que la potencia del sistema es tremenda (comparable a los primeros juegos de PS3, decían algunos) y que eso estaba derivando en sobrecalentamiento y autonomía mínima.

Es de suponer que aquel tosco diseño se ha perfeccionado y que los problemas han encontrado aunque sea un viso de solución. Sólo así, Veta (que así se apoda en clave) pasaría con garantías la prueba de fuego que le aguarda en poco más de dos semanas.

Algo es seguro: PSP2 va a ser un monstruo gráfico. Takamasa Shiba, productor de Square Enix, alegaba ayer mismo que era precisamente la potencia del hardware lo que más le atraía. Ahora bien ¿no supone dicho poderío un continuismo excesivo respecto a la premisa de la malograda primera portátil? Puede ser, pero analistas como Andrew Eades opinan que aún hay mercado para una portátil expresamente hardcore como parece será ésta:

Hay hueco para una consola de videojuegos hardcore. Que los productos dirigidos a un mercado masivo vendan más (iPhone o iPad, por ejemplo) no significa que no haya espacio para propuestas como la de Sony.

¿Originalidad tridimensional de 3DS o portento gráfico de PSP2? A partir de la próxima semana cada cual empezará a mostrar sus cartas.