En estos días se está desarrollando el Festival de Cine de Sundance 2011 (Sundance Film Festival 2011) y entre los cortos seleccionados para el concurso se encuentra Skateistan, un pequeño documental sobre los jóvenes afganos que intentan salir de la guerra y la violencia patinando.

Lo que conmueve del documental es darse cuenta cómo pequeñas acciones pueden servir para ayudar, a niños y jóvenes, a romper el espiral de violencia y pobreza en el cual se encuentran. Patinar no es caro, y es algo que a todo adolescente le encanta. Salir a recorrer las calles de tu ciudad con una patineta, con un grupo de amigos, es algo único. Nos llena de vida, y de esperanza, más si nuestro entorno es tan agresivo como lo puede ser vivir en Kabul, la capital de Afganistán.

Skateistan, más allá del documental, es una escuela de patinaje (skate) en Afganistán. Operando como una organización independiente, neutral, una ONG afgana. La escuela ayuda a un número creciente de jóvenes desplazados internos en Afganistán a través del skate, y les proporciona nuevas oportunidades de interacción intercultural, educación y capacitación personal. Todo un ejemplo de lo que se puede hacer con una buena idea, y algo de recursos.

👇 Más en Hipertextual