Me encontraba en el Nokia Theatre de Los Ángeles, cubriendo la última conferencia de Nintendo en el marco de la Electronic Entertainment Expo, cuando Satoru Iwata, presidente de la compañía, hizo acto de presencia dispuesto a culminarla con el premio gordo. Todos los presentes sabíamos que Nintendo 3DS vería la luz y la expectación por conocer su diseño y posibilidades alcanzaba cotas estratosféricas. Entonces ocurrió: de aquella peana humeante apareció la próxima portátil de los de Kyoto y una hilera de señoritas sacadas del último Women's Secret comenzó a desfilar, consola en ristre por cabeza, para que pudiésemos gozar de un primer contacto tan breve como placentero.

Recuerdo acercarme a mi recauchutada azafata con el prejuicio de la decepción, pero lo que pude ver, ya en aquel primer instante, me sorprendió sobremanera: las imágenes realmente parecían salir de la pantalla. El logradísimo efecto de las 3D portátiles se convirtió desde entonces en la comidilla del E3: periodistas por doquier, comentando entre partida y partida la nueva máquina de impresión de billetes que Nintendo se había agenciado.

Puestas las manos encima de las numerosas demostraciones, la buena impresión inicial quedó ratificada. Gráficamente muy cercana al poderío técnico de la malograda Gamecube en sus inicios, Nintendo 3DS entraba por los ojos (literalmente) siendo pionera en un segmento que no llegó a convencer tanto en el terreno de sobremesa, gafas mediante. Sólo quedó entonces una pregunta en el aire: ¿cuándo? Bueno, más bien dos. Sumémosle un ¿cuánto?

Ya conocemos los detalles del lanzamiento japonés. Por aquellos lares la máquina se pondrá a la venta el 26 de febrero por 25.000 yenes ($297). ¿Qué ocurrirá en el resto de territorios? Todas las miras están puestas en el evento simultáneo que Nintendo piensa ofrecer en Ámsterdam y Nueva York el próximo día 18. Allí se desvelarán casi con toda certeza las tan esperadas cifras.

Por supuesto, como suele ser habitual en el sector, las filtraciones están a la orden del día y varios comercios online podrían haber terminado desvelando los planes de la compañía por error (o no). Más bien lo segundo en el caso de GameGears, establecimiento virtual británico que ha iniciado el proceso de reservas con una fecha y precio concretos: 18 de marzo por 194.99 libras (233€ al cambio).

Más conocida es la cadena de tiendas GameStop, que durante todo el fin de semana ha estado aceptando reservas, suprimiendo la posibilidad sin previo aviso. En su caso la consola vería la luz tres semanas después, el 7 de abril a unos considerables 249€.

Aunque podemos estar hablando de meras estimaciones (sin confirmación oficial, recordemos) pensar en un lanzamiento a finales de marzo superior a los 200€, se antoja una premisa muy probable. Para ir abriendo boca nada mejor que echarle un vistazo a las primeras fotografías (y vídeo) del modelo final de producción que ha sido sustraído de una planta china.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.