Durante el día de ayer la gente de Apple puso a disposición del público su nueva tienda de aplicaciones para Mac OS X, la conocida con el nombre de Mac App Store, vía la actualización 10.6.6 del mentado sistema operativo. Pues bien, los hackers han decidido no darle tregua a los de la manzana y el grupo Hackulous ha anunciado en las últimas horas que ya han conseguido reventar la seguridad del servicio/software que nos ocupa.

Es decir, que mediante la instalación de un programa creado por Hackulous, que han bautizado como Kickback, cualquier usuario podrá hacerse con cualquier aplicación disponible en el catálogo de la Mac App Store, incluidas las de pago. Y digo podrá ya que de momento los hackers que nos ocupan han decidido no liberar el juguete hasta mínimo después del mes de enero.

¿Por qué? Según declaraciones de uno de los componentes de Hackulous "La mayoría de las aplicaciones de la Mac App Store (en una primera instancia) serán decentes, bastante buenas. Apple no va a poner basura en la App Store apenas sale. Probablemente pasarán meses antes de que la App Store tenga un montón de aplicaciones de mierda y entonces sí sentiremos que hay un montón de basura ahí, entonces probablemente en ese momento lanzaremos Kickback".

Y esto es lo que sabemos de momento. Finalmente comentar que también puede que estemos ante un bulo aunque ciertamente a mi no me extraña en absoluto que Hackulous haya conseguido pasarse por el arco del triunfo el sistema de seguridad de las aplicaciones que podemos encontrar en la Mac App Store (unas mil de momento).

Actualización: cuentan nuestros compañeros de AppleWeblog que además de lo anunciado por Hackulous se ha descubierto también que es posible hacerse con un número indeterminado de las aplicaciones de pago disponibles en la Mac App Store sin pagar un euro tan sólo reemplazando los archivos de firma y facturación de las aplicaciones de pago por los de gratuitas. Eso sí, el "truco" solamente funciona con aquellas aplicaciones que no han seguido los pasos indicados por Apple para protegerse.