Ayer, mientras saltaba de un taxi a un aeropuerto, después a un avión y por último a un *shuttle* (el recorrido que hago habitualmente cuando estoy en Madrid y vuelo a Amberes, Bélgica, me mantuve [absoluta y totalmente informado](http://search.twitter.com/search?q=tunisia) de la [revolución](http://mideast.foreignpolicy.com/posts/2011/01/03/a_young_man_s_desperation_challenges_tunisia_s_repression?hidecomments=yes) que sucedía en Túnez, que aunque parezca lejano, está bastante cercano a España.

Pero hubo un tweet en particular que me marcó bastante y me dejó pensando durante horas, escrito por **[Shira Lazar](http://twitter.com/#!/shiralazar/status/25981622083919872)**:

RT @Galrahn: I just watched a government fall on Twitter while #CNN interviewed the Jeopardy host about a robot contestant.less than a minute ago via TweetDeck

O traducido al español:

> He visto (en tiempo real) como un gobierno cae en Twitter, mientras #CNN entrevistaba al conductor de Jeopardy acerca de un concursante robot.

Sería tanto idealista como exagerado tan solo pensar que **Twitter** o los *medios sociales* son responsables únicos de que se haya gestado y llevado a cabo una revolución que depuso a un gobierno de un país. Sí, de acuerdo a un revolucionario de **Túnez**, las redes sociales funcionaron como un excelente canal de comunicación para organizarse. ¿Pero esta es una revolución que pudo haberse llevado a cabo sin internet? Sí.

Este artículo no es acerca de ello, es acerca del valor informativo invaluable que herramientas como **Twitter** nos están dando para enterarnos y saber, en tiempo real (literalmente), de un evento actual. Un elemento fundamental para el impulso de una sociedad hiperconectada que está aprendiendo a tener una mejor conciencia de lo que pasa en el mundo. Es el [efecto de «pueblo pequeño» del cual hablé hace un par de años en el **Evento Blog 2008**](http://alt1040.com/2008/11/siempre-conectado-el-video-de-la-charla-de-eduardo-arcos-en-el-ebe-2008). No es necesario encender la TV, buscar el periódico, levantar el teléfono cada 20 minutos para enterarnos de lo que pasa a nuestro «alrededor social». Es información que fluye constantemente a la pantalla de nuestra computadora, a la pantalla de nuestro smartphone, de nuestros iPads, de nuestros dispositivos móviles.

Pero me parece increíble que nuestro circulo social, a medida que va creciendo, incluye información de este tipo de grandes sucesos al punto de poder enterarnos y ser testigos, por medio de internet, de cómo un país cae. En tiempo real.

X

Tendencia en Hipertextual