Hace unos meses le escribí a Hernán Casciari para distribuir algunos ejemplares de la Revista Orsai en Venezuela. En nuestro país tenemos un férreo control de cambios que hace que cualquier transacción internacional, con dólares o euros, sea infinitamente complicada. Para la fecha que se tenía que hacer el pago no tenia la forma de hacer la transacción. No pude comprar un pack de la revista. Me dio una mezcla de tristeza y frustración, la misma que cotidianamente sentimos muchos venezolanos a la hora de querer usar nuestro dinero, en un mundo global. Yo había realizado los cálculos del precio al que tendría que vender la revista, y aunque no era algo muy caro, todos los números estaban realizados con el único dólar con que podría comprar la Orsai en ese momento, el "inexistente" dólar paralelo. El cual se cotiza, por lo menos, al doble del dólar oficial.

Cómo no quería quedarme sin la revista me puse a investigar quien podría traerla a Venezuela y me puse en contacto con José Carrizo, el cuál muy gentilmente me respondió con el siguiente mensaje:

La Revista sale en 56 Bs. = los $13 sugeridos a cambio oficial, eso mas el envío. Estoy en Caracas.

Alguien a quién no conozco, me estaba ofreciendo un ejemplar de la revista Orsai, a finales de noviembre de 2010, al precio que cuesta un combo de comida rápida en Venezuela. Todos los venezolanos tenemos el "derecho" a "gastar" US$400 anuales con tarjeta de crédito en compras por Internet. Para noviembre el 99% de los venezolanos han gastado su cupo electrónico (infame nombre que recibe) correspondiente a ese año. José al parecer estaba en el 1% restante, y no solo eso, prefería gastar sus dólares oficiales baratos en comprar la Revista Orsai, y venderla barata (regalada) a un desconocido, en lugar de hacer compras en Amazon. Para mi en ese momento US$13 eran 110 Bs, José me estaba vendiendo la revista a la mitad del precio.

Creo que hay que hacer énfasis. José me estaba vendiendo (cosa que yo no sabía en aquel momento) la mejor revista que existe en todo el planeta, en cualquier idioma, a la mitad del precio real. Usando su cupo de dólares baratos. Compartiendo con un absoluto desconocido sus pocos dólares oficiales. Si en un desierto imaginario te dan 4 litros de agua al año, José estaba regalando 1 litro a los lectores de Orsai, sin ningún motivo aparente.

No se si el tema se comprenda en su real magnitud. El control de cambios de Venezuela es complejo de entender. Algo completamente anacrónico para los tiempos que vivimos. En pocas palabras, lo que se supone escrito en muchos manuales de procedimientos, no estaba ocurriendo al pie de la letra.

Hernán Casciari y su amigo el Chiri han creado algo que va más allá de una revista. En muchos juegos de rol y cartas como el Magic, existe el concepto de metajuego, es lo que ocurre cuando dos jugadores han terminado una partida, y se levantan de sus puestos para comentar sus jugadas, intercambiar cartas, buscar en Internet nuevas combinaciones y mazos. Es todo lo que ocurre más allá del juego en si.

Bueno, Hernan y el Chiri han creado la metarevista. La experiencia no ocurre únicamente cuando estas leyendo Orsai. Cuando cansado de leer colocas su medio kilo en la mesita de noche, comienzan a ocurrir cosas fantásticas. Vas a Internet y comentas el articulo que tanto te apasionó. Le mandas un correo de agradecimiento a José, el derrochador de dólares oficiales. Le mandas por Twitter un saludo de felicitación a Alberto Montt por sus geniales ilustraciones. Te tomas una foto con la revista, la subes a Internet. Hablas con Marilink de lo triste que ella se siente por estar llegando al final de la revista, te alegras por estar unas semanas en el pasado, y estar por comenzar a leer la Orsai. No estas en el futuro de Marilink con la última página acechando. Escribes un post de una revista literaria en un blog geek. Te sonríes pensando que es la revista geek más literaria que han inventado. Recuerdas un pie de página al azar, y a lo lejos tu hijo recién nacido emite un llanto monosílabo, muy similar a una carcajada.

Hernán y el Chiri han creado la metarevista. Aquella que nos lleno el espíritu meses antes que siquiera existiera. Cuando aun era imposible leerla, ya era nuestra. Cuando la revista no era siquiera bits, un desconocido gastaba sus dólares, pagaba por un pack de 10, yo lograba el contacto, le depositaba por adelantado haciendo una fila en un banco de unas 120 personas, en un país que se supone cercado por el odio.

José (Hernán y el Chiri) me han demostrado "científicamente" algo que yo suponía: las cosas se pueden hacer de otra forma, la gente puede confiar de antemano, los objetos físicos pueden ser mágicos y representar mucho más que la suma de sus átomos. No me refiero al contenido de la revista, me refiero a toda la humanidad destilada, todos los sentimientos que se han conjugado para crear toda una experiencia demoledora de paradigmas.

Diputados españoles que quieren la Ley Sinde, compren una Orsai y comiencen ya a crear la Ley Orsai. Ni se imaginan lo idiotas que se ven en ese congreso gritando cosas sin sentido, mientras vienen Hernan, José y el Chiri, a desmontarles todo el andamiaje. Perdón, no estoy siendo preciso. Mientras vienen Hernan, José y el Chiri a demostrar que hay otro camino para hacer las cosas. Que Internet es un aliado, no el demonio. Que los lectores, televidentes, aficionados al cine, lo que estamos es cansados de tanto producto asqueroso, de tanto objeto sin pasión.

Todo ser humano que habita el planeta tierra prefiere un violín Stradivarius, creado con pasión, que sea primero violín y luego dinero, así tenga la forma de una revista, o un CD de música, o un libro. Hay que volver a hacer las cosas y los objetos por pasión, con honestidad, hay que ganar dinero creando el mejor producto del mundo. Crear objetos mágicos que después de usados, y cuando nadie los ve, sigan con vida, por años y años y años... Y siglos después, alguien en una subasta en NY (si es que sigue existiendo NY) pueda irse feliz a su casa, a leer esa Orsai que compró con muchos dólares oficiales.

Gracias a Hernan, José (todos sus distribuidores) y el Chiri por crear la metarevista.

Participa en la conversación

39 Comentarios

Deja tu comentario

  1. Inti! lo hice porque me identifique con la idea de Orsai de hacer algo, una revista, con el simple propósito de disfrutarla, de crear algo que valga la pena, de calidad, no por negocio sino para creer de nuevo en algo en lo que ya hace tiempo no creía que es la buena voluntad de la gente.

    Yo creo que los de Orsai tienen buena voluntad, por eso cuando quise comprar una y no había para mi país tuve el impulso de traerme ese pack y transmitir esa buena vibra con mis paisanos.

    Me alegra que valió la pena y que haya alegrado a 9 desconocidos con algo tan simple, haber mandado a los señores de corbata al diablo y tener en mis manos tan buena revista. Fue un placer.

  2. Buenas noche, alguien podria decirme como conseguir la revista aqui en Vzla sin necesidad de cupos electronicos, alguien que la venda aqui? de verdad tengo muchas ganas de leerla, pero como vieron en el post aqui es casi imposible obtenerla.

  3. A cuento de qué viene llamarla ‘metarevista’? En cualquier caso, ‘pseudorevista’ o algo así, pero ‘metarevista’? Segun la RAE: meta-.

    (Del gr. μετα-).

    1. elem. compos. Significa ‘junto a’, ‘después de’, ‘entre’ o ‘con’.
    1. Pseudorevista no aplica, porque… la revista existe, Orsai es una revista con una calidad de impresión muy buena, 208 páginas y, como los 10080 sabemos, con un olor a tinta precioso.

      Es una metarevista por…. , como dice Inti, leé el post.

  4. ¿dónde puedo bajarme la revista en su versión scaneada en pdf? Total, estaríamos compartiendo cultura. si alguién sabe, me avisa.

    1. A partir del pasado 17 de enero y tal como se había anunciado desde el principio, Hernán Casciari colgó la revista en su propio sitio web para que todas las personas que no la hubieran comprado puedan también leerla:

      Descargar gratuitamente la revista Orsai

      Además de este pdf gratuito, habrá versiones muy económicas para dispositivos lectores de libros electrónicos.

  5. Completamente cierto. Yo soy de Valencia y la tengo gracias a una chica a quien siempre se lo voy a agradecer, porque aquí no aplica eso de «si no lo hacías tú, lo hacía otro…» porque de verdad -sin ánimos de juzgar- es difícil que alguien regale un litro de agua de los 4 -que en una medida infinita e inútil del gobierno-, le son asignados anualmente a cada vzlano «que tenga tarjeta de crédito». Ella dice que desde el principio se motivó a hacerlo, porque le hacía mucha ilusión el proyecto y estoy segura de que todos se lo agradecemos por igual, inmensamente. Pero si el control de cambio parece fuerte, ni te cuento la inflación del país, gracias a la cual tuve que pagar por el envío caracas-valencia, Bs.65, cuando la revista costó Bs. 56. Bueno vale, lo pago, Bs.121 hoy en día se gastan en cualquier cosa, pero luego viene lo otro: ¿y las siguientes ediciones? Porque si a mi distribuidora se le acaban los cupos y yo resulta que no tengo tarjeta de crédito…

  6. Alguien me puede explicar este post? No soy venezolano, soy de México, y no entiendo qué es la revista Orsai? Qué pasa con el tipo de cambio y eso de los dólares? No entiendo nada y siento que me estoy perdiendo de algo importante :(

    1. A cada vzlano que tenga tarjeta de crédito le son asignados anualmente tres montos de dólares a precio oficial: 1.- Dólar electrónico: Que se gasta solo en compras por Internet. 2.- Dólar de viajeros: Que gasta solo en compras con tarjeta de crédito en el extranjero. 3.- Dólar de viajero en efectivo: Que es una suma que se le da al viajero en efectivo, antes del viaje para que gaste en sus menesteres.

      Estos tres montos son anuales, da igual en qué te los gastes, solo se deben contemplar dos cosas: 1.- No te serán asignados más dólares hasta el próximo año. 2.- Los dólares de viajeros, solo los puedes utilizar con el billete de avión en mano y trayendo factura de cada cosa que compraste.

      ¿Qué pasa? 1.- No todos tienen tarjetas de crédito. 2.- El que tiene, seguramente querrá utilizar sus cupos en algo que necesite (Cada quien tiene sus necesidades, medicinas, tecnología, etc..) 3.- El que tiene y no necesite nada en específico, compra algo que sabe que alguien si necesita y lo puede vender a un precio cualquiera. 4.- Los cupos se acaban. 5.- Tanto al que se le acabaron los cupos, como el que nunca tuvo acceso a ellos, que necesita importar, debe comprar el dólar paralelo.

      Ahora bien, los precios son: (estos son los precios que manejo, que me corrijan si alguno no es cierto)

      Dólar oficial: Bs. 4.30 Dólar paralelo: Bs.10.00 Monto de cupo de internet: US$400 Monto de cupo de viajero: US$3.000 o US$4.000 (ellos deciden -no sé bajo cual criterio- cuanto debes llevar) Monto de cupo en efectivo: US$600

      Este es un pais llamado Venezuela.

    2. Para L. T. Aldo Raine: La revista Orsai es una publicación de crónicas periodísticas y escritos de ficción dirigida por Hernán Casciari y Christian Basilis, que tiene una extensión de 208 páginas y un tamaño de 19 x 28 cm, y cuyo primer número se vendió por Internet entre el 1 de noviembre y el 10 de diciembre de 2010 a un precio que, dependiendo del país, variaba entre los 7 y los 20 euros.

      Se trata de un interesante experimento editorial que muestra las posibilidades que tiene Internet para la difusión de productos culturales. Desde hace años, Hernán ha creado varias comunidades virtuales alrededor de sus escritos y la revista Orsai se sustenta principalmente en las formadas en torno a su antiguo blog mujergorda.bitacoras.com y a su actual orsai.bitacoras.com

      No sólo se vendieron 10.080 ejemplares de la revista, sino que quienes la compraron lo hicieron a pesar de que sabían que Hernán la colgaría gratuitamente en su sitio web para que cualquiera pudiera descargarla. Si no tuviste la posibilidad de adquirirla, puedes leerla en su totalidad aquí. Ahora ya es difícil encontrar un ejemplar en papel, pero si deseas comprarla y colaborar con el proyecto puedes esperar a las versiones para iPad y Kindle que aparecerán próximamente.

  7. Creo que no habría que politizar sobre la Revista Orsai o todo lo que está detras. Yo, como otros que aquí han expresado su opinión, entendemos la «sensación» que quiere transmitir Inti en este post. Yo lo entiendo porque la he sentido, y la siento cuando me encuentro con un post como este, en un blog como este. Es triste que nos sorprendamos con cosas que deberían ser normales y lógicas. Nos sorprendemos cuando nos tratan amablemente o cuando las cosas funcionan. ¿En qué mundo vivimos? Es triste.

  8. Esto me ha recordado lo que me gustaba de ser Venezolano, Viviendo en un país donde el odio es la moneda corriente y el egoísmo brilla dentro de los ojos de cada político, sin importar bando o nivel.

    Recordar que aun existen buenas personas, que confían, que dan luz a las viejas maneras, de amabilidad y dignidad…. Es impresionante, ya hace mucho tiempo que no me encuentro a una persona así… demasiado se podría decir, mas que todo, he intentado ser así, pero usualmente se me es imposible, en especial ya que vivo en la ciudad de maracaibo, y donde la palabra mas usada, es un insulto (Verga)… lo cual puede resultar avergonzante, teniendo por himno semejante obra de arte, que nadie entiende, cosa que me apena día a día:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Himno_del_Estado_Zulia

    Espero que un día, logremos recobrar las viejas maneras por completo, que aquellos que son personas amables y bondadosas se multipliquen, mientras yo mismo intento serlo, un poco mas de ahora en adelante.

    Al comentario de: mymaster_info, por favor no hables palabras vacías de un lugar que no conoces, muchos en este país, no conocen al país verdaderamente, y la gran mayoría ni siquiera conoce por completo su estado :S, así que se enfrascan en la política para aliviar su frustración, respecto a su vida y como la han vivido, han llegado al punto donde se han formado dos mega partidos, ULTRA derecha y ULTRA izquierda, ambos altamente extremistas, y dispuestos a todo por hacerse con sus interés personales. Yo soy como quien diría, un izquierdista, pero estoy contra todo nivel extremista, de hecho muchas de las políticas de mi presidente no son lo que yo quisiera que fuese, pero después de haber vivido la presidencia anterior, y haber ido preso un tío mio, por HACER un comentario en un programa EN CONTRA del presidente de derecha de turno, durante 8 años… creo que ahora que sale en televisión la gente diciendo que van a destripar al presidente y torturarlo antes de ello, es mucho mas «libertad» de expresión, de lo que dicen tanto un bando como el otro… pero eso no tiene importancia, lo que digo, es que en el exterior del país NO HAY DOS LADOS, ya que yo he estado en España, mi padre es español, y allí he visto la imagen que dan los EXTREMISTAS de la derecha e izquierda, ese «Venezuela» ilusionista que dan muchos, tanto de un bando como del otro, donde unos lo llaman utopía y otros infierno, donde unos dicen que es un gobierno perfecto y otros un hueco corrupto hasta el 7 circulo del infierno :(.

    Eso es algo que me apena de mi amada Venezuela, a igual que quería aclarar algo respecto al intercambio dolar- bolívar :

    Resulta que muchos de los cupos dados, los utilizan para raspar tarjeta, y vender esos dolares en el mercado «inexistente» como ha dicho el escritor del articulo, cosa que es de alta pena y decepción, ya que entonces, cualquier vestigio de decencia, es reducido a la búsqueda del dinero, donde una persona le dan un poco y abusa para intentar conseguir mas :S. Por la parte de «El individuo común» venezolano, resulta que tantos años de odio, frustración y enfrentamientos por política, religión y otros temas, ha llegado al punto donde las personas se tratan de manera muy fría, y como bien diría cualquiera, asocial*, Lo cual me decepciona de mi gente, ya que el Venezolano, en los años 50-90 fue siempre reconocido por su hospitalidad y bondad, desde que el presidente actual tomo poder por primera vez en el 99 después de intentos de golpe de estado, el caracazo y otros eventos de ese tipo, fue elegido alguien del otro partido, aunque, si hubieses lanzado al pipo el payaso también hubiese ganado :P. tristemente, el Venezolano, como pueblo se ha deteriorado, se ha vuelto cada vez mas hostil y critico :S y espero que en el futuro me encuentre a personas como Hernan y Jose.

    Para saber que lentamente, paso a paso, las cosas están volviendo a ser como era supuesto que fueran desde el comienzo :)

    Al escritor de este articulo: Inti Acevedo le pido que escuche el himno de mi estado, y que mire lo bello que es, y ahora le digo: JAMAS he conocido a alguien que sepa la segunda estrofa en adelante :S, además del deterioro moral también ha pasado un deterioro cultural :S. En cuanto a la política, usualmente opto a ser NEUTRAL en absoluto y también en la religión, y le exorto, a intentar ser como jose y siempre guardar dentro de si, buenas intenciones, sin importar.

    En cambio yo se el himno de la nación y de varios estados… Soy lector muy ávido de libros y revistas, y si me permite preguntar, ¿Conoce a alguien que venda la revista en el estado zulia ?

  9. @Inti Acevedo: Gracias a ti conozco esta revista. ¿podrias dar mas detalles de como se distribuye? POrque estoy en su sitio web y ¡¡¡¡¡si quiero puedo descargarla gratis!!!! ¿¿La versión física tiene algo que la versión online no?? Me interesa saber como es su modelo de distribución

    1. La versión impresa tiene el olor a tinta casi fresco, y la sensación de que estás compartiendo el mismo olor con otras 10080 personas en el mundo.

  10. @Inti Acevedo: Gracias a ti conozco esta revista. ¿podrias dar mas detalles de como se distribuye? POrque estoy en su sitio web y ¡¡¡¡¡si quiero puedo descargarla gratis!!!! La versión física tiene algo q

  11. Y cual fue el problema? Nunca le has hecho un favor a alguien desconocido sin esperar nada a cambio mas que el hecho de sentirte bien haciendo algo bien? Imagino que debe ser por todo lo que esta pasando en Venezuela (intento de dictadura) que te extraña que alguien desconocido haga algo así. Por eso para que pase mas frecuente hay que salir a la calle a ver el sol :)

    Por lo demás, se supone y dicta la teoría que todo lo que hagas sea con pasión y ganas de hacer las cosas, solo que a veces el hambre que tienes en el estomago o los recibos acumulándose en el buzon no te dejan pensar con claridad

    Saludos.

  12. «La Revista sale en 56 Bs. = los $13 sugeridos a cambio oficial, eso mas el envío. Estoy en Caracas. Alguien a quién no conozco, me estaba ofreciendo un ejemplar de la revista Orsai, a finales de noviembre de 2010, al precio que cuesta un combo de comida rápida en Venezuela.»

    Rayos. Casi el doble de lo que cuestan en México :S

    La entrada mis respetos. De lo mejor que he leido en este blog.

  13. ¿Pri? jajaja perdón por el chiste Orsaiezco… (igual ya sé que no soy pri)

    Lo que se formó con la revista Orsai, desde su anuncio, hasta el desarrollo, la organización de distribuidores, la presentación, la distribución final, los comentarios, todo es increible. Y es como que uno se siente parte de algo. Obviamente uno es parte. Pero se siente más. No hay ninguna publicación ahí afuera en la que uno se sienta partícipe de la creación. Bah, no sé si no hay, por lo menos no la conocemos nosotros.

    Coincido con J1, el mejor post de la semana, so far…

    PD: No sé si es la mejor revista del mundo, pero si es, por lo menos, una excelentísima revista que vale más de lo que cuesta, que nos dá más de lo que invertimos en ella. Y a la vez, un nuevo camino para hacer las cosas…

  14. Compartido a plenitud. Compré mi revista en Caracas a una amable perfectamente desconocida. Y llegué con más de 100 bsF en el bolsillo para comprarla, porque esa es la tasa de cambio de cualquiera que te traiga algo del exterior… y es lo que uno está dispuesto a pagar, porque eso cuesta el favor. Pero no. Mi dealer de Orsai se convirtió en nuestra cómplice. Con el mejor buen ánimo que es el aura de este proyecto editorial, pude comprar la revista a la mitad de ese precio. Creo que hasta le dejé el cambio, unos 7BsF (un café) y la vendedora se alegró un montón. Porque hasta cambio tenía para darme la revista al precio exacto que decía el pacto que firmamos con Hernán. Yo todavía no me lo creo, pero me contagió y me dieron ganas de usar también parte de mi pobre cupo permitido al año para traerle la revista a más personas. Nos hemos inoculado el virus de ser buenos porque sí. Porque una tenemos que ganarle a este sistema. Es más. Debería ser ésta una de las crónicas para la próxima Orsai.

    1. Mejor entrada del año diría yo, y eso que acabamos de empezarlo ;)

      Un gran artículo Inti, tienes más razón que un santo!