En Apple parecen no estar preocupados por la llegada de competidores al mercado de las tablets. Es indudable que el iPad es el ganador indiscutible de la contienda. Tan sólo en el último periodo de 2010 (octubre - diciembre) se vendieron 7.33 millones de unidades. Sin embargo, ¿no deberían alistarse para la entrada de alternativas al mercado? Desde la perspectiva de Tim Cook, no hay de qué preocuparse.

Para el Jefe Operativo de Apple, las tablets de la competencia caen, principalmente, en dos categorías: por un lado, están las basadas en Windows, que son "grandes, pesadas y costosas", amén de sufrir de "una vida débil de batería". Del otro lado, están las basadas en Android, que considera simplemente una versión para smartphone con esteroides.

¿No está siendo demasiado engreído Cook? Sé que suena jactancioso, pero tiene mucho de razón. A las tablets basadas en Windows les hace falta usabilidad, y en última instancia, no son atractivas para el mercado. Quizá puedan posicionarse como una opción de menor costo, pero a la larga, su supervivencia es cuestionable. Sobre las tablets con Android, el COO de Apple ha sido muy enfático en que no fueron diseñadas para esa plataforma, por lo que no brindan una experiencia "real". "Es un smartphone escalado -- y eso es un producto raro desde nuestra perspectiva", señaló Cook.

"La verdad no peca, pero incomoda", dice la máxima. Tim Cook tiene razón. Básicamente, el iPad inventó la experiencia de la tablet: lo que venga detrás de ella deberá ajustarse a esos estándares -- o encontrar la manera de romperlos para crear un producto novedoso. Y el panorama no es nada halagador para la competencia si se confirman avances como los que presume Engadget. ¿Habrá, en un futuro cercano, quien le plante cara a la tablet de Apple?

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.