Desde el martes pasado los egipciós han hecho protestas en las calles en contra del gobierno del presidente Mohamed Hosni Mubarak y el Internet ha jugado un papel muy importante a la hora de organizarlas. Twitter y Facebook fueron los principales canales de organización para que la gente saliera a las calles y protestara en contra del actual gobierno.

Los eventos se dieron a partir del día 25 de enero, pero se venían gestando desde tiempo atrás. Como menciona Hossam el-Hamalawy --reportero y blogger de 3arabawy-- en una entrevista con Al Jazeera "Nosotros creemos que lo que pasó en Túnez fue más o menos un catalizador, porque las condiciones para que algo así sucediera ya estaban dadas".

Para muchos de los que se unieron a las protestas Facebook fue una manera de empezar las acciones y de informarse. Distintas páginas surgieron apoyando las demostraciones de descontento.

Twitter también fue un medio importante para la organización de las protestas, aunque probablemente se haya hecho notar más fuera del país junto con las noticias de las demostraciones de descontento. Los usuarios empezaron a usar el hashtag #25jan -- cuya popularidad se ha dejado ver en la red social desde el martes en la mañana-- para enviar cualquier información referente a las protestas. Fuera del país el hashtag se usó para hablar de las noticias provenientes de El Cairo, pero aparentemente también fue usado por la gente de Egipto para organizar y mover las protestas cada vez que la policía trataba de interrumpirlas. Grabaciones de audio, videos tomados con teléfonos celulares y fotografías empezaban a inundar la web.

Mientras el gas lacrimógeno de las autoridades trataba de amedrentar a los manifestantes, el gobierno egipcio empezó a tomar medidas para limitar las vías de comunicación electrónica que podían usarse en el país. La primer víctima fue Twitter, quienes confirmaron el 25 de enero que habían sido bloqueados totalmente en Egipto. Poco después Facebook también fue bloqueado.

Al no tener otra forma de comunicación, la gente empezó a usar otros servicios, uno de ellos fue Reddit. El usuario Callmeces se encargó de publicar una serie de eventos en orden cronológico mientras sucedían, además de algunas exigencias que esperan cumplir. Aún así, dada la naturaleza del movimiento --que parte del descontento popular más que de estos puntos específicos-- es difícil que sean representativas del grueso de ls manifestantes, pero no dejan de ser interesantes.

Entre las exigencias está la de terminar con la ley marcial que lleva ya más de 30 años ejerciéndose, desde que Mubarak llegó a la presidencia en 1981 tras el asesinato del anterior presidente, Mohammed Anuar El-Sadat. También están las peticiones de cambiar el máximo a dos periodos de gobierno por presidente (para que nadie pueda permanecer tanto tiempo en el poder como lo a hecho Mubarak), el aumento al salario mínimo y la dimisión del Ministro de Interior.

A pesar de que la gente se las arregló para encontrar nuevas maneras de dar a conocer lo que estaba pasando, el gobierno siguió intentado mantener limitada la comunicación, primero bloquenado el servicio de Internet de BlackBerry para luego pasar a medidas más drásticas y terminar cortando prácticamente todos los servicios de Internet en el país.

Pero las cosas no se han quedado así, antes de que la comunicación por Internet hubiese sido casi completamente apagada, algunos grupos de Facebook ya registraban más de 80,000  asistentes a otra gran manifestación que se llevaría a cabo hoy 28 de enero después de la oración de los viernes, la cual normalmente es muy concurrida. Se tiene pensado que esto podría ayudar a que más gente se enterara de las manifestaciones ya que el gobierno ha prohibido cualquier reunión popular, exceptuando las oraciones en las mezquitas.

No nos queda más que esperar para ver qué es lo que pasará en Egipto. Pero no cabe duda que estamos viviendo una nueva manera de hacer revoluciones.

Twitter, Facebook y otros portales han tenido mucha relevancia a la hora de promover y organizar actividades políticas. Probablemente la primera pista de que esto estaba pasando fueron las elecciones iraníes del 2009, un momento que reveló la importancia de los nuevos medios en la vida pública de un país.

La verdad es que el papel de estos medios, su alcance social y político apenas se está definiendo. Pero si algo está claro es que su importancia es innegable. Es la época de las Revoluciones 2.0.

Imagen: Ahmed Shokeir, TwitPic