Compartimos muchas cosas con nuestras amistades. Gustos musicales, aficiones, sentido del humor... la lista puede ser larga, pero probablemente tú y tus amigos compartan un lazo más profundo: código genético. Eso es lo que dice un estudio cientifico cuyos resultados indican que cuando las personas comparten ciertos razgos genéticos tienden a hacer amistad, mientras que en otros casos son los individuos con genes opuestos los que terminan siendo amigos (haciendo verdad eso de que polos opuestos se atraen).

"Lo que nos pasa tal vez no dependa sólo de nuestros genes, sino también de los genes de nuestros compañeros" dice James Fowler, profesor de genética médica y ciencias políticas en la Universidad de California en San Diego (EE.UU.), uno de los científicos involucrados en la investigación.

El estudio fue publicado en la revista Proceedings de la Nacional Academy of Science (PNAS) y encontró la relación entre dos genes específicos y las amistades que formamos.

El primero de estos genes es el DRD2, que entre otras cosas afecta el placer que obtenemos del alcohol, los cigarrillos y otras sustancias adictivas. Como era de esperarse, las personas que tienen este gen —un gen de la fiesta— tienden a hacerse amigos y las personas que carecen de él tienen más posibilidades a terminar juntas.

De alguna manera no es difícil imaginar que la gente que no le gusta consumir alcohol evada amistades con los que sí lo hacen, así que las afirmaciones son bastante lógicas.

Tambien se encontró la relación contraria con otro gen llamado CYP2A6. El gen está ligado a las personas con una personalidad más abierta —un gen extrovertido y open mind—. El estudio demuestra que aquellos que lo tienen se relacionan más con las personas que poseen una versión diferente del gen.

Los investigadores trataron de no pasar nada por alto y también tomaron en cuenta la tendencia de la gente de relacionarse con las personas que viven cerca. Aún así, las conclusiones del estudio siguieron siendo las mismas.

El profesor Nicholas Christakis —colaborador del estudio— dice que una de las razones de estos resultados es porque la dinámica social trata de poner a gente parecida en lugares específicos como clubs deportivos o de ciencias, universidades, trabajos, etc. Pero quizás estemos buscando gente similar a nosotros en un nivel más bajo, incluso sin darnos cuenta.

En cuanto a la atracción de los opuestos, puede ser que busquemos gente que nos complemente. Aunque el profesor Christakis tiene su propia teoría: el trabajo. Cuando se arma un equipo de trabajo se busca gente con habilidades distintas, probablemente sea ahí donde la gente extrovertida se encuentra con sus opuestos más serios, creando este tipo de amistades.

Tal vez ahora ya tendrás una nueva razón para hacer amigos (o dejar de tenerlos): la genética.

Participa en la conversación

17 Comentarios

Deja tu comentario

  1. La trivialidad científica hecha noticia. Hace ya muchos años que se sabe que los genes explican una parte importante de la varianza en personalidad e intereses. Hace ya muchos años que se sabe que similaridad de personalidad y aficiones aumenta la probabilidad de amistad. Como no descubrir nada nuevo y pretender ser innovadores.

  2. Si tuviera que ser un gen, escogería ser el DRD2: »entre otras cosas afecta el placer que obtenemos del alcohol, los cigarrillos y otras sustancias adictivas.»

  3. Diferentes personas con similares rasgos genéticos pueden no tener los mismos comportamientos y aquellas otras que no comparten estos mismos rasgos pueden tener los mismos comportamientos. Científicamente hablando: estos casos rebaten el modelo propuesto.

  4. Ya decia yo que algo fuera de mi control, pense que era brujeria, mal de ojo, incluso influencia alienigena, pero no!!!, son los genes… :)

    Por cierto alguna dama por aqui que tambien tenga esos genes anti-amistades que quiera experimentar con otro de su especie… asi hacemos otra investigacion que los que tienen genes anti-amistades tambien tienen pueden estar juntos e ir a fiestas… ;)

  5. James Fowler es profesor de genética médica y ciencias políticas?? existe una asignatura con ese nombre o es que le gustan estas dos ramas concretas tan alejadas?? pero ya al ver el artículo de la Wikipedia al que se enlaza, uno alucina: es que también es un teólogo y cura metodista.

  6. Que no puede ser hombre!! Que todo en el hombre es absolutamente cultural e histórico! Que depende de la pedagogía! Joer con la evolución, joer con que somos animales! joer he dicho!

    1. «Cuando se arma un equipo de trabajo se busca gente con habilidades distintas, probablemente sea ahí donde la gente extrovertida se encuentra con sus opuestos más serios, creando este tipo de amistades»

      Ahí lo veo como un tema relacionado con la supervivencia de la especie en sus principios como tal, siendo la diversidad de «habilidades» la forma mas segura de mantener la especie y afrontar los retos que se imponían en esos tiempos. Al final seguimos siendo animales por mas que intentemos mostrarnos civilizados.

    2. totalmente deacuerdo con Joel…esta claro que si somos animales, pero el ser humano tiene una complejidad dificil de analogar con las conductas que los demas animales presentan, el ser humano es cultural, los genes no definen nada, solo crean tendencias irrisoriamente irrelevantes, y lo digo aún siendo estudiante de genética (:>