Como la mayoría de los lectores sabrán y os contamos en vivo en la mañana de hoy día 30 de diciembre tuvo lugar una reunión convocada por Álex de la Iglesia --director, productor, guionista y desde el 2009 presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España-- entre representantes de la industria y ciudadanos de la sociedad civil para debatir sobre el espinoso tema de la bochornosa “Ley Sinde” (o disposición final segunda).

La misma fue bastante fructífera y nuevamente demostró dos cosas: una, que todavía queda mucho por hacer, y dos, que la única forma de solucionar el conflicto abierto por la “Ley Sinde” entre los ciudadanos, el poder político y parte de la industria y los creadores es el diálogo. Pues bien, parece ser que desgraciadamente el presidente de España, Jose Luis Rodríguez Zapatero, sigue sin entender muy bien ninguna de las dos cosas según las declaraciones que realizó hoy en su balance político de 2010. Concretamente esto dijo en relación a la “Ley Sinde” y la propiedad intelectual:

La Ley Sinde va a ser difícil que podamos evitarla. Se diseñó para preservar la propiedad intelectual y poner coto a las descargas ilegales. Hay que preservar la propiedad intelectual y los derechos de los internautas. Esperamos que su aprobación en una regulación sea lo antes posible. La disposición se sitúa en una regulación equiparable a la de la mayoría de los países que han abordado esta cuestión y aunque es verdad que no prosperó parlamentariamente me parece muy significativa la reacción al día siguiente de la mayoría de los partidos políticos y algunos comentarios editoriales. Hay que regular este tema. Garantizar la propiedad intelectual es propio de países avanzados. Hay que respetar los derechos de los internautas, cómo no, y se puede hacer y espero que lo hagamos. Unos partidos han puesto unas excusas, otros otras, pero espero que busquemos ese consenso en el que puedan estar razonablemente la mayoría de las fuerzas políticas y, además, que sea lo antes posible.

De estas declaraciones se desprenden muchas cosas en mi opinión y ninguna buena también en mi opinión. Por ejemplo que Zapatero todavía no se ha enterado de que la “Ley Sinde” no va a conseguir solucionar ninguno de los problemas actuales sino acrecentarlos, o que da todo por hablado ya que dice querer consenso pero al mismo tiempo sigue apostando por la la disposición final segunda --la cual se confeccionó sin mediar dialogó alguno con nadie-- y su aprobación lo antes posible.

Así que para terminar --a ver si a base de repetirlo se enteran-- cierro este post con el mensaje iniciado en el titular dirigido a Zapatero, Sinde y el resto de los políticos, empresarios y creadores que no se quieren enterar y que tantas veces se ha repetido: la única forma de solucionar los actuales problemas relacionados con propiedad intelectual es abrir un proceso de diálogo entre todas las partes que durará lo que tenga que durar. Hasta que eso no se haga, todo serán cuentos y puñaladas traperas de poca utilidad.